Sergio García

(Borriol, Castellón, 1980) Jugador de golf español, uno de los más relevantes talentos de este deporte, del que ostenta varios récords de precocidad. Hay deportistas de contrastada calidad que tienen la “mala suerte” de coincidir con campeones singulares que les cierran el paso a los grandes títulos. Ha sido el caso de Sergio García, porque ha desarrollado su carrera en la época de Tiger Woods, el mejor golfista de la historia; aun así, Woods lo considera su principal rival. En mayo de 2008, veintiún años después del último triunfo de un jugador europeo, ganó su primer título mayor, el Players Championship, considerado el más prestigioso del circuito internacional tras los cuatro grandes.


Sergio García

Nacido en el seno de una familia acomodada, su padre, Víctor García, fue caddie en el Club de Campo de Madrid y después golfista profesional con residencia en Barcelona; posteriormente fue entrenador del Club de Campo Mediterráneo, donde a los tres años su hijo empezó a coger los palos, bajo la atenta mirada de su madre, Consuelo, que regentaba la tienda de deportes del Club.

A los nueve años se proclamó campeón de España de alevines, y en 1990, 1991 y 1992, de infantiles. A los doce años ya dio muestras de que tenía cualidades innatas para el deporte que había elegido, a pesar de que su complexión (1,70 de estatura y 72 kg) no era la más adecuada, por lo que sus compañeros, por ello y por su corta edad, empezaron a denominarle el Niño. Un niño que se hizo mayor ya en 1994, cuando lideró el ránking de infantiles y fue campeón mundial juvenil del Trofeo Topolino. Pasó su primer corte en el Torneo Turespaña de 1995, año en que ganó el Europeo Amateur (siendo el ganador más joven de la historia) y disputó su primer major, el Open Británico, en el que no logró superar el corte pero acaparó por su edad las primeras páginas de la prensa especializada.

A partir de entonces su progresión fue tan espectacular que la prensa española ya lo calificó como el sucesor de Severiano Ballesteros y de José María Olazábal. Entre 1997 y 1998 ganó 17 de los 21 torneos amateurs que disputó, lo que confirmó las expectativas que se cernían sobre el Niño. Entre otros trofeos, ganó los open de Cataluña y British Amateur (1997). Al año siguiente reeditó su título en el British y, entre otros triunfos, fue campeón de la Copa del Rey y del Masters Europeo Amateur. Fue elegido además el mejor amateur del año.

El 22 de abril de 1999 el Niño irrumpió de lleno en la denominada “era del Tigre”, al debutar como profesional. Con diecinueve años plantó cara a Woods en el PGA Championship, en el que Sergio, el más joven en disputarlo, fue subcampeón. Además, se clasificó para jugara la Ryder Cup, en la que obtuvo dos victorias, y fue el golfista que necesitó menor número de torneos para clasificarse y disputar este torneo entre Europa y Estados Unidos. Terminó el año convirtiéndose en el golfista más joven en conseguir tarjetas del circuito americano y europeo al mismo tiempo. Aquel año, en que aún estaba en activo Olazábal y destacaba Miguel Ángel Jiménez, Sergio ganó, entre otros, los open de Irlanda y de Alemania y fue elegido Jugador Novato del Año, lo que propició que el Consejo Superior de Deportes le otorgara la Medalla al Mérito Deportivo.

El 29 de agosto de 2000 su notoriedad subió como la espuma al ganar un mano a mano a Woods en la denominada Batalla de Bighorn. Sergio se embolsó 2.000 millones de pesetas de la época y se comportó ya como un nuevo campeón. Había derrotado demasiado pronto a su ídolo y amigo, quien al año siguiente se convertiría en el primer golfista en ganar el grand slam; es decir, los 4 majors o grandes. Aquel año, empero, Sergio fue el deportista español con mayores ingresos, con 1.060 millones de pesetas, 60 millones más que el futbolista Raúl González.

A partir de aquella hazaña, Sergio pareció dormirse en los laureles y adquirió excesiva confianza en sus posibilidades de remontar situaciones adversas. Debido a ello se le fueron resistiendo los majors, aunque iba ganando otros trofeos de prestigio: el Buick Classic y el Torneo Colonial de Texas (2001); la Ryder Cup y el Campeonato Mercedes (2002); un solo torneo en 2003 (el Sun City), y cuatro en 2004: Ryder Cup de nuevo, Challenge RCG, un segundo Buick Classic y el Byron Nelson.

La estela de Sergio García, ya maduro, fue perdiendo fulgor en los años siguientes, con sólo dos triunfos en 2005 y un subcampeonato en el British Open de 2007. Empezaba los torneos con grandes esperanzas, pero en el meridiano de los mismos empezaba a flaquear, sobre todo con el putt. Había cambiado de swing con el objetivo de forjar un estilo de juego más convencional que le proporcionara un mayor control de juego. Fue una decisión arriesgada pero que daría sus frutos.

Tras dos años sin títulos, en 2008 el golfista resurgió con su victoria en el Players Championship, considerado oficiosamente el quinto major. Pero para ser un grande debía aprobar su asignatura pendiente; ganar un torneo del grand slam. En agosto de 2008 se le presentó una oportunidad inmejorable para conseguirlo en el Torneo de la PGA ante la ausencia por lesión de Woods. El 10 de agosto, cuando todo apuntaba a su triunfo en este torneo major que dominó desde el principio, en el penúltimo hoyo, por un exceso de confianza, falló, lo que aprovechó el irlandés Padraig Harrington para apuntarse la victoria. Era un rival asequible, pero una vez más el castellonense perdió el control de sus nervios y falló.

Aún soltero, tiene debilidad por las tenistas rusas Anna Kournikova, con quien comparte el patrocinio de la marca Adidas, y Maria Sharapova. El fútbol es otra de sus pasiones (es socio del Real Madrid), y hasta ha dirigido al equipo de su pueblo en dos temporadas (2001-2002 y 2002-2003). Escucha con asiduidad la música de Alanis Morrisette y de La Oreja de Van Gogh. En el cine se decanta por las películas de acción, y sus actores preferidos son Bruce Willis y Sandra Bullock. En su pueblo lo veneran, y el Ayuntamiento puso el nombre de Sergio García al nuevo pabellón deportivo, a la espera de añadir a la placa la leyenda siguiente: “Número uno del mundo en... ”. Por de pronto, terminó la temporada 2008 como el cuarto del ránking mundial.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información