Eisaku Sato

(Tabuse, 1901 - Tokio, 1975) Político japonés, primer ministro de Japón entre 1964 y 1972. Su política permitió a su país salir de la crisis en la que estaba envuelto desde finales de la Segunda Guerra Mundial y convertirse en la principal potencia económica mundial. En 1974 recibió el Premio Nobel de la Paz por su adhesión al Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares.


Eisaku Sato

Era el séptimo de diez hermanos, miembros de una familia descendiente de samuráis. Su padre era propietario de una de las mayores fábricas del sake del país, la bebida nacional del Japón. Estudió derecho en la Universidad Imperial de Tokio, en la que se graduó en 1924. Tras licenciarse comenzó a trabajar como funcionario en el ministerio de Ferrocarriles y, en 1941, era ya jefe de la Oficina de Control.

Durante la década de los años treinta efectuó diversos viajes a Estados Unidos y China para estudiar sus ferrocarriles. Finalizada la Segunda Guerra Mundial, fue nombrado director de la Oficina del Ferrocarril del Distrito de Osaka. Se afilió al Partido Liberal en 1948, el mismo año en que fue nombrado viceministro de Transporte, un puesto que le permitió mostrar su gran capacidad política, cuando hizo frente con éxito a las continuas huelgas ferroviarias del país.

En 1949 fue elegido diputado de la Cámara Baja de la Dieta japonesa, y se convirtió en el presidente del Comité de Investigaciones de Asuntos Políticos del Partido Liberal. Ocupó la cartera de Correos y Telégrafos entre 1951 y 1952, para encargarse, acto seguido, del ministerio de Construcción. Dimitió de su puesto en el gobierno en 1953, cuando se convirtió en secretario general del Partido Liberal, como representante del ala Yamaguchi del partido.

Cuando su formación política se fusionó ese año con el Partido Democrático para crear el Partido Liberal Democrático, fue elegido máximo responsable de la nueva organización. Fue acusado y procesado en 1954 de aceptar sobornos de una asociación de constructores de barcos, pero se benefició en 1956 de una amnistía general promovida por el primer ministro Yoshida, por lo que Sato vio como eran retirados todos los cargos. En 1958 su hermano mayor y mentor político, Hishi Nobusuke, le designó ministro de Finanzas.

Cuando en 1960 Nobusuke fue sustituido por Hayato Ikeda al frente del país, Sato conservó su puesto al frente del ministerio. Entre 1961 y 1962 estuvo al frente del ministerio de Construcción, mientras que el año siguiente fue el máximo responsable del de Ciencias, Tecnología y Energía Atómica. El 17 de julio de 1963 fue nombrado ministro sin cartera, con la función de supervisar el funcionamiento de las instituciones gubernamentales, labor que compatibilizó con la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio.

En noviembre de 1964, Ikeda presentó su dimisión por motivos de salud, y Eisaku Sato fue elegido por la Dieta como primer ministro, conservando el mismo gabinete. El 1 de diciembre de 1964 asumió la presidencia del partido Liberal-Democrático. Orientó su política hacia el desarrollo económico del país y al establecimiento de estrechos lazos económicos y diplomáticos con los países del sudeste asiático. En junio de 1965, tras consolidar su posición en el poder, llevó a cabo una reforma en el gobierno, al que le dio un carácter claramente conservador.

Promovió el desarrollo industrial, lo que haría del país uno de los más avanzados técnicamente del mundo. Asimismo, puso solución a muchos de los problemas pendientes: introdujo a Japón en la Organización Internacional del Trabajo, firmó un tratado de amistad con Corea del Sur e inició conversaciones con la Unión Soviética para la devolución de las islas Kuriles. A pesar de los problemas existentes con la República Popular China, por causa del reconocimiento de Taiwán y el apoyo japonés a la intervención estadounidense en Vietnam, este país fue uno de los primeros objetivos de Sato para ampliar el mercado de Japón.

En 1967 viajó a Estados Unidos, el principal aliado de Japón, con el fin de prolongar hasta 1970 el tratado de seguridad existente en los dos países desde 1951. En 1969 firmó un tratado con el presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, por el que se devolvía a Japón el archipiélago de Ryukyu, ocupado desde la Segunda Guerra Mundial, y se acordaba la retirada de todas las armas nucleares estadounidenses del Japón. En 1970 firmó el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares.

Las relaciones comerciales con Estados Unidos se complicaron a comienzos de los años setenta, a causa de la decisión del Congreso de los Estados Unidos de poner condiciones a las importaciones textiles y de otros productos procedentes del Japón, lo cual obligó al primer ministro japonés a tratar de abrir nuevos mercados en la Unión Soviética y Europa. Eisaku Sato recibió muchas críticas al permitir la permanencia de las bases y las tropas de Estados Unidos en Okinawa y a la publicación de unos documentos en los que se mostraba como el gobierno de Sato se hacía cargo de la deuda de cuatro millones de dólares que Estados Unidos tenía con algunos terratenientes de Okinawa, por lo que se vio obligado a dimitir en junio de 1972, poco tiempo después de la ceremonia en la que las islas de Ryukyu fueran devueltas a Japón, aunque conservó su escaño en la Dieta.

Al contrario de lo que era habitual en la política japonesa, fue incapaz de asegurar la reelección del que consideraba su heredero político, Takeo Fukuda. Fue galardonado en 1974 con el Premio Nobel de la Paz, el cual compartió con el irlandés Sean Mac Bride, por su contribución a la firma del acuerdo de no proliferación nuclear.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información