Walt Disney

 
Los inicios. A su regreso de Europa trató de completar su precaria formación artística y tras ello se trasladó a Kansas City, donde encontró trabajo en el Pesmen-Rubin Commercial Art Studio. Allí conoció al también dibujante Ub Iwerks y, con la ayuda de Roy Disney, hermano de Walt, crearon en 1922 una empresa, la Laugh-O-Gram Corporation. Las dificultades financieras fueron constantes, pero antes de sucumbir a las deudas lograron comercializar la serie Comedias de Alicia (1923). En agosto de 1923 Walt y Roy Disney pidieron dinero prestado a su tío Robert y fundaron en Hollywood los Estudios Disney. El equipo de animadores lo encabezaba Ub Iwerks, a cuyas órdenes trabajaban Fritz Freleng, Rudolph Ising, Les Clark y otros jóvenes artistas. A partir de 1927 empieza la producción de cortometrajes con el personaje Oswald, un simpático conejo cuyos rasgos prefiguran los de Mickey Mouse. Pero un nuevo animador, Walter Lantz (luego creador del Pájaro Loco), se hace con la propiedad del personaje y la serie escapa del control de Disney. La situación se complica pero, afortunadamente, Ub Iwerks prueba varios diseños hasta dar con una idea brillante: el ratón Mickey Mouse, protagonista de un enloquecido cortometraje, Plane crazy (1927), que Iwerks anima en su totalidad. Años después, Disney, que iba reafirmando su autoridad en el estudio, contará que la paternidad del personaje le corresponde, pues lo imaginó durante un viaje a Nueva York, y que su esposa le sugirió el nombre. En éste y en otros casos, Walt Disney acreditó su habilidad para la gestión del talento ajeno. En la imagen, Walt Disney firmando autógrafos en la calle principal de Disneylandia.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información