Walt Disney

 
La factoría Disney. Un largometraje posterior, Fantasía (1940), ilustra las ambiciones artísticas de Walt Disney, al combinar de forma espectacular pasajes de música clásica y relatos animados. Menos experimental y más cercana al gusto infantil fue Pinocho (1940), estrenada poco antes de la entrada de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. El 23 de octubre de 1941 llega a las pantallas Dumbo, y los estudios Disney han de concentrarse a partir de esa fecha en la realización de filmes propagandísticos y divulgativos, destinados a elevar la moral de los soldados, y también a formarlos técnicamente en el esfuerzo bélico. 1941 fue también un año terrible para Disney en lo personal, pues los animadores a su servicio se declararon en huelga. El motivo no era otro que su estilo empresarial, autoritario e intransigente con quienes le planteaban nuevas vías creativas, y ajeno además a cualquier ordenación sindical. En la imagen, trabajadores en los estudios Disney.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información