Gengis Kan

 
Retrato. El futuro Gengis Kan nació con el nombre de Temujin en el seno de una familia destacada a nivel local: Temujin era hijo de Yesugei, jefe de la tribu mongol de los kiutes, asentada en el suroeste del lago Baikal. Siendo un adolescente parecía ya un hombre por su estatura y su vigor; era capaz de cabalgar durante un día entero y de disparar un arco como el más diestro de los soldados. Cuando tenía trece años, su padre fue al parecer envenenado por los tártaros (según relata la anónima Historia secreta de los mongoles, escrita hacia 1240). La difícil situación en que quedó su familia se agravó cuando fue capturado por los taieschutos, liderados por Tartugai. Temujin logró escapar, y la hazaña le dio gran fama entre los demás clanes: de todas partes comenzaron a llegar jóvenes mongoles para unirse a él. Se alió con Toghrul Kan, jefe de la tribu de los keraitos, y con su ayuda derrotó a los merkitas, a los que masacró como venganza por haber raptado a su esposa. En 1188 tomó cumplida venganza de los taieschutos: con un ejército de unos 13.000 mongoles derrotó a un contingente de 30.000 soldados reunidos por Tartugai. Gracias a esta victoria, Temujin pudo regresar por fin a su lugar de origen para establecer allí la residencia oficial de su naciente imperio y obligar a todas las tribus que le habían abandonado tras la muerte de su padre a reconocerle como único jefe legítimo. En la imagen, Gengis Kan según una representación incluida en un álbum de emperadores de la dinastía Yuan.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información