Gengis Kan

 
Mongol. La fascinante historia de Gengis Kan, que forjó desde la nada un formidable imperio, fue pronto conocida en Europa gracias al viajero veneciano Marco Polo, que la relató en su célebre Libro de las maravillas, y desde entonces no ha dejado de impresionar al mundo. Además de la literatura, el séptimo arte se ha interesado siempre por su grandiosa figura, y su vida ha sido el argumento de numerosas películas, como El conquistador de Mongolia (1956), dirigida por Dick Powell, Los mongoles (1961), de André de Toth, y Gengis Kan (1965) de Henry Levin. El interés que todavía sigue despertando entre los creadores lo ilustra el reciente estreno de Mongol (2007), que mereció la nominación al Oscar a la mejor película extranjera. Dirigida por Sergei Bodrov y rodada en espectaculares escenarios naturales, la película se centra en la infancia y juventud del futuro emperador, oponiendo a los tópicos sobre su crueldad el retrato de un líder visionario. En la imagen, un fotograma de la película.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información