Arthur Adamov

(Kislovodsk, 1908 - París, 1970) Dramaturgo en lengua francesa, fundador del teatro del absurdo. Se marchó de Rusia cuando sólo tenía cuatro años. Cursó estudios en Suiza, primero, y después en Alemania. En 1924 se trasladó a París, donde comenzó a frecuentar los ambientes surrealistas. En este período publicó algunas poesías, pero en seguida dejó de escribir, hasta 1946, año en que publicó un desgarrador y provocativo librito, L'aveu, un análisis despiadado de su crisis psicológica y espiritual. Un año después, bajo la influencia de Strindberg, escribió su primer texto teatral, La parodie.

Desde 1946 hasta 1955 desarrolló los temas de lo que la crítica llamó Nuevo teatro de la incomunicación o Teatro del absurdo, y se convirtió en un exponente del drama de vanguardia, expresando en sus textos el malestar del individuo frente a las estructuras impuestas por la sociedad. A través de sus personajes, carentes de una individualidad psicológica precisa, configuró dramas impersonales atravesados por temas como el absurdo de la existencia, la crueldad de las instituciones sociales, la soledad del hombre, el suicidio y la tiranía del amor paternal.

De esta etapa, caracterizada por la parodia, son sus obras La invasión (1950), La gran y la pequeña maniobra (1950), La parodia (1952), Todos contra todos (1953), El profesor Taranne (1953), El sentido de la marcha (1953), y El reencuentro (1955).

A partir de Ping-Pong (1955), y bajo la influencia de B. Brecht, su escritura dio un giro, perdió su pesimismo extremo y tomó dimensión social. Abandonó el drama determinista y le dio a sus personajes una responsabilidad moral, entendiendo que el ser humano posee un margen de elección sobre su destino y, por lo tanto, una posibilidad de rebelión.

Esta tendencia se afirmó en su obra Paolo Paoli (1957) y en su adaptación de Las almas muertas (1959) de N. Gogol, y se radicalizó en sus últimos textos: Primavera del 71 (1960), La política de los residuos (1965), Don Moderado (1968), y Off limit (1969).

Adamov teorizó sus posturas en una colección de ensayos publicada en 1964 con el título Aquí y ahora, y son notables sus adaptaciones de Kleist, Marlowe y Büchner. En la alternativa entre "teatro del alma" y "teatro del compromiso" que caracteriza su obra, reside la singularidad de la posición de Adamov en el ámbito de la dramaturgia contemporánea más avanzada. En 1968 publicó El hombre y el niño (L'Homme et l'Enfant), recopilación de recuerdos y de artículos periodísticos. Poco antes de morir, y en medio de una aguda crisis emocional, escribió una autobiografía titulada La confesión (1970), donde realizó un balance minucioso y descarnado de su vida.