Ahuizotl

(?-Tenochtitlán, hoy Ciudad de México, 1503) Soberano azteca (1486-1503). Ahuizotl (que significa «Perro de Agua» en la lengua náhuatl) era hermano de los soberanos Axayácatl y Tizoc y padre de Cuauhtémoc, destinado a convertirse en el último emperador azteca.


Las conquistas de Ahuizotl según el
Códice Mendocino (c. 1525)

Tras suceder a su hermano Tizoc, Ahuizotl ajustició a los culpables de su asesinato y llevó a cabo una política exterior expansionista que provocó numerosas guerras contra los otros estados mexicanos, en las cuales se forjó una reputación de terrible crueldad. Hábil estratega, Ahuizotl fue un comandante temido que supo ganarse a sus tropas compartiendo las privaciones de la vida de soldado.

Gracias a sus campañas militares, el poder de Tenochtitlán creció de manera irresistible hasta alcanzar sus más extensos límites territoriales (desde Guatemala por el sur hasta la región Huasteca por el norte), al tiempo que las riquezas provenientes de los tributos a otras ciudades fluían sin cesar. Ahuizotl promovió además expediciones de los comerciantes pochtecas, que actuaban también como espías, lo que permitió un mayor control y cohesión del imperio.

Bajo su reinado la capital, Tenochtitlán, se convirtió en la más importante ciudad americana. En ella hizo construir el Gran Teocalli o Templo Mayor. Uno de los hechos por los cuales Ahuizotl alcanzó su fama de sanguinario fue el sacrificio masivo de entre 20.000 y 80.000 cautivos durante los cuatro días que duró la ceremonia de inauguración del nuevo templo en la capital. Murió en 1503, durante una inundación.