Alonso Quesada

(Pseudónimo de Rafael Romero, Las Palmas de Gran Canaria, 1890-Santa Brígida, 1925) Poeta español, miembro del grupo modernista canario que presidía Tomás Morales. Su poemario El lino de los sueños (1915), que describe los ambientes de su isla natal, fue prologado por Unamuno. También son obras suyas las Crónicas de la ciudad y de la noche (1919) y Los caminos dispersos (1944).

La escuela modernista de Tomás Morales tuvo un mérito brillante y constructivo, con sus notas insulares, canarias. Tras él se formó una generación cuyos mejores nombres, debido a la situación étnica y a los motivos de su poesía, se hallan en situación intermedia entre la generación del 98, Juan Ramón Jiménez y el estilo de la poesía última. Alonso Quesada es el más caracterizado representante de todos ellos. Al igual que Morales, murió muy joven, pero tuvo tiempo de derramar su buena semilla lírica. Las islas Canarias perdieron en ellos a dos poetas magníficos, que dejaron una escuela difícilmente superable.

En El lino de los sueños fue cantor de la vida cotidiana de su ciudad, con una nota de inteligente ironía. La publicación de esta obra en 1915 fue un acontecimiento tan importante (aunque menos brillante) como en su día lo fuera la publicación de Las rosas de Hércules por Tomás Morales. La reacción de Alonso Quesada ante lo pequeño y lo grande recuerda a Azorín; una tónica especial la dan unos poemas sobre temas británicos en el ambiente canario (como Los ingleses de la colonia), en donde la vida inglesa ofrece un encanto claro y silencioso a este poeta de intimidad recónditamente lírica, sensibilidad delicada, ternura, devoción y finísima valoración de las cosas, sin excluir valores de aspereza y sequedad.

Posteriormente publicó el poema dramático La umbría y las prosas Crónicas de la ciudad y de la noche. Hacia 1924, un año antes de su fallecimiento, el poeta había preparado el poemario Caminos dispersos, que sin embargo no fue publicado hasta 1944 por Ediciones "Gabinete Literario" de Las Palmas de Gran Canaria. En estas últimas composiciones, el autor se aproximaba cada vez más a la línea de Juan Ramón Jiménez y de la poesía próxima a los "puros", dentro de una técnica que se parece, entre los nuevos, al primer Salinas en algunos aspectos. La prematura muerte de Quesada truncó una clara vocación de escritor y poeta.