Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Fernando Alva Ixtlilxóchitl

(Teotihuacán, c. 1575 - ?, c. 1648) Historiador mexicano. Descendiente de los reyes de Texcoco, es autor de una Historia general de la Nueva España, conocida por Historia chichimeca, publicada en 1891-1892.

Sus estudios en el colegio de Santa Cruz de Tlalteloco y su origen real (entre sus ascendientes figuran los grandes señores de Texcoco y el emperador Cuitláhuac) le permitieron documentarse con las narraciones y testimonios de los ancianos de su tiempo y con las pinturas jeroglíficas, lo que da especial interés a su Historia chichimeca. Sin embargo, ni esta obra ni sus diversas Relaciones (algunas de ella escritas primeramente en lengua mexicana) pueden considerarse estrictamente crónicas históricas, lo que no significa que dejen de tener interés histórico las noticias que proporciona, tanto por su sencilla objetividad como por la calidad de las fuentes. La Relación de Pobladores y la Historia chichimeca se publicaron en la colección Kingsborough y fueron traducidas al francés por Ternaux-Compans.

La Historia chichimeca resulta de difícil comprensión por el descuido de su autor en lo referente a la cronología de los acontecimientos, pero abunda en noticias curiosas. Ixtlilxóchitl consultó con los ancianos principales muchos de los asuntos tratados en la Historia. Ésta formaba parte, probablemente, de una obra general sobre la Nueva España, que no nos ha llegado. Remontándose a la creación del mundo, relatada conforme a la tradición india, la Historia chichimeca llega hasta la conquista y termina con la narración del primer ataque de Hernán Cortés a la ciudad de México, aunque falta el relato de los demás acontecimientos del sitio. La obra posee mayor objetividad que las Relaciones, en las que se propuso exaltar la figura de su tercer abuelo, rey de Texcoco.

Fernando Alva Ixtlilxóchitl, que actuó en su ancianidad como intérprete en el juzgado de indios, muestra ser por su obra un indígena que, sin olvidar su origen, se incorpora a la cultura española, a la que aporta, aunque con menos brillantez que el inca Garcilaso, un importante caudal de conocimientos y testimonios. Su falta de método y su pobreza crítica no justifican ni explican, sin embargo, el silencio que guardan acerca de él algunos historiadores de las letras americanas.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos