Carlos Arroyo

(Fajardo, Puerto Rico, 1979) Jugador de baloncesto puertorriqueño que pasó por diversos equipos de la NBA hasta llegar a triunfar con los Detroit Pistons. Los éxitos de su carrera se miden por los excelentes promedios que logró en multitud de partidos y a lo largo del conjunto de su trayectoria.


Carlos Arroyo

Carlos Arroyo nació en la localidad puertorriqueña de Fajardo el 30 de julio de 1979. Con 1,88 metros de altura y más de 90 kilos de peso, ya desde muy joven sus aptitudes físicas lo inclinaron a practicar el baloncesto, y jugó como base en el equipo de su universidad, la Florida Internacional. Allí estudió artes liberales y participó en las prestigiosas competiciones universitarias del baloncesto norteamericano. En su último año como estudiante rompió todos los récords de la historia del centro en asistencias y balones robados y consiguió anotar la impresionante cifra de 600 puntos en una sola temporada, algo que nunca había conseguido nadie antes.

Además, en esa época participó en la conferencia Sun Belt, siendo elegido dos veces para ser incluido en su Equipo Ideal, y fue nombrado incluso Novato del Año de la Liga Superior en el 1997. En su país natal jugó con los Cangrejos de Santurce en la Liga Superior, equipo que consiguió cuatro campeonatos consecutivos. También fue internacional con Puerto Rico, selección con la que logró el cuarto puesto del Torneo de las Américas y un puesto de clasificación para el Mundial de Indianápolis 2002.

En el año 2001 Carlos Arroyo desembarcó en la liga norteamericana de baloncesto, la NBA, fichado por el club de los Toronto Raptors. Jugó diecisiete partidos con este equipo, antes de pasar a firmar diversos contratos con los Denver Nuggets que le llevaron a final de temporada.

En el 2002, Arroyo jugó con la selección de Puerto Rico el Mundial de Indianápolis y clasificó a su país en el séptimo lugar. Esa misma temporada participó en diversos partidos de la NBA y logró incluso su asistencia número 100 frente a New Jersey, en un partido celebrado en marzo del año 2003. Siguió jugando con la selección puertorriqueña: en el Torneo Preolímpico del 2003 ganó la medalla de bronce y una plaza para los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Carlos Arroyo inició la temporada 2003-2004 contratado por los Utah Jazz. Era el número 30 del equipo y suplente del mítico John Stockton, pero pese a todos estos impedimentos mejoró año tras año sus resultados. En su último año en el club jugó 71 partidos y obtuvo excelentes medias en cada una de sus facetas como base.

En el año 2004 Carlos Arroyo volvió a enfundarse la camiseta de Puerto Rico para disputar los Juegos Olímpicos de Atenas con la selección. El prestigio de que gozaba en su país le dio el honor de ser el abanderado en la ceremonia inaugural. Puerto Rico consiguió una sexta plaza en el torneo, y Arroyo destacó una vez más al conseguir 116 puntos en tan sólo seis partidos. Otra cifra prácticamente mágica en su currículum deportivo.

Pese a que diez días después hubo de operarse de la nariz, el 21 de enero del 2005 los Utah Jazz cambiaron a Carlos Arroyo por el jugador de los Detroit Pistons Elden Campbell y la primera elección en el draft 2006 de la NBA. Sería precisamente en los Detroit Pistons donde el jugador cosecharía sus mayores éxitos en su estancia en la NBA. Sus actuaciones dirigiendo como base al resto de los jugadores lo convirtieron en el nuevo ídolo de la afición local y le aseguraron ser considerado uno de los mejores jugadores latinos de esta prestigiosa liga, la mejor del mundo.