Giacomo Balla

(Turín, 1871 - Roma, 1958) Pintor italiano, uno de los más destacados representantes del futurismo. Trasladado a Roma en 1895, se dedicó a pintar escenas nocturnas y exteriores de la ciudad. Con posterioridad, abandonó el academicismo de sus primeros trabajos para seguir los postulados futuristas de Marinetti, y fue uno de los firmanes del Manifiesto de 1910.


Dinamismo de un perro con correa (1912),
de Giacomo Balla

Imbuido en esta etapa de las ideas futuristas y de su apología de la modernidad, Giacomo Balla buscó en sus lienzos la representación de la rapidez y el movimiento. Muestra de ello es Dinamismo de un perro con correa (1912), cuadro que ejemplifica la búsqueda científica de la plasmación del movimiento, uno de los principales objetivos de los futuristas. La sensación del desplazamiento de los cuerpos se conseguía a través de la representación simultánea de cada una de las posiciones adoptadas al moverse, como puede apreciarse en los pasos dados por el perro y su dueña, así como en la oscilación de la correa del animal. A una técnica similar recurrirían los dibujos animados y los cómics.

Otras obras en esta línea son La mano del violinista (1912), Chica corriendo en un balcón (1912) y Vuelo de golondrinas (1913). Sus estudios sobre la dinámica de la composición lo llevarían posteriormente a eliminar de forma gradual el uso de la figuración y de toda referencia espacial en la representación del movimiento y a convertirse en uno de los precursores de la abstracción; sus experimentos pictóricos ejercerían así una gran influencia en las sucesivas vanguardias de principios del siglo XX. En sus últimos años volvió sin embargo a la figuración.