Aurora Bautista

(Villanueva de los Infantes, 1925 - Madrid, 2012) Actriz española. Cursó sus estudios primarios en Madrid, poco antes de la Guerra Civil, y, cuando estalló la contienda, la familia se trasladó a la localidad murciana de Archena, de donde pasó a Barcelona. En esta ciudad hizo sus estudios de bachillerato, finalizados los cuales ingresó en el Instituto del Teatro de Barcelona para estudiar arte dramático.


Aurora Bautista

Interpretó Eco y Narciso, que fue su primera obra de teatro. Aunque no tenía intención de ser más que una aficionada, en 1944 debutó con la compañía de Lola Membrives en La malquerida de Benavente. Un año después representó en el Teatro Español de Madrid la obra El sueño de una noche de verano, dirigida por Cayetano Luca de Tena, a cuyas órdenes también estuvo en La conjuración de Fiesco (1948).

En 1948 hizo su primer papel en el cine de la mano de Juan de Orduña, en la película Locura de amor, que protagonizaba junto a Fernando Rey y que le valió el Premio de Interpretación. Después del éxito obtenido con esta película interpretó Pequeñeces (1949) y Agustina de Aragón (1950) y, para el teatro, El burlador de Sevilla. En 1953 volvió al cine en el film Condenados, dirigida por Mur Oti, e hizo después La gata (1955) y El marido (1956), junto a Alberto Sordi. A las órdenes de Juan Antonio Bardem participó en Sonatas (1959) y Teresa de Jesús (1961). También durante esta etapa interpretó obras teatrales como Antígona, Requiem por una mujer, La gata sobre el tejado de cinc y Yerma.

A continuación partió de gira por América, donde puso en escena La maestra milagrosa y La zapatera prodigiosa, de García Lorca; rodó en Argentina Las ratas y se casó con el médico Hernán Cristerna. A los pocos días de la boda regresó a España para rodar con Miguel Picazo la que se considera su mejor interpretación, La tía Tula, que le valió el Premio Nacional de Interpretación en 1965.

Dos años después hizo en México una nueva versión de El derecho de nacer y, en 1968, Cristobal Colón, ya de vuelta en España. Le siguieron las películas Pepa Doncel (1968), de Benavente, en versión cinematográfica de Antonio Gala; Una vela para el diablo (1973), de Eugenio Martín; Los pasajeros (1975), de Jose Antonio Barrero, junto con Paul Naschy y Henry Gregor; El mirón (1977), de José Ramón Larraz, y Cristobal Colón (1977).

En 1977 regresó a los escenarios con una obra de Arrabal, Oye, Patria, mi aflicción, por la que fue galardonada con el X Premio Mayte en 1979. En 1982 estrenó la primera obra teatral de Mario Vargas Llosa, La señorita de Tacna, por la que recibió dos años más tarde el galardón a la mejor actriz de los Premios de Teatro Ciudad de Valladolid. A continuación hizo la serie Cómicos (1985) para la televisión, la película Extramuros, y Paso a paso, de Richard Harris.

De nuevo en el cine, en 1987 rodó a las órdenes de José Luis García Sánchez Divinas palabras y, al año siguiente, Amanece, que no es poco. Otros trabajos suyos durante este período fueron la serie para televisión El olivar de Atocha, las obras de teatro Cartas de mujeres y Morirás de otra cosa, que dirigió Manuel Gutiérrez Aragón, y Bodas de Sangre, de García Lorca, en el que fue su debut porteño. El reconocimiento conseguido a lo largo de su carrera profesional se plasmó en numerosos premios y galardones; además de los los ya citados, cabe mencionar la medalla de oro del Círculo de Bellas Artes y la medalla de plata de la ciudad de Zaragoza.