Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Alfred Binet

(Niza, 1857 - París, 1911) Pedagogo y psicólogo francés cuyos trabajos impulsaron la psicología experimental y la convirtieron en un instrumento fundamental para el desarrollo educativo. Inició estudios de derecho, pero atraído por los trabajos sobre la hipnosis de su compatriota Jean-Martin Charcot, abandonó la carrera de leyes y se dedicó por entero, a partir de 1878, a los estudios médico-científicos en el hospital de la Salpetriere de París, donde permaneció hasta 1891. Cuatro años después fue nombrado director del laboratorio de psicofisiología de la Sorbona, cargo que ostentó el resto de su vida. En 1895 fundó L’Année Psychologique, primera revista francesa dedicada a la psicología.


Alfred Binet

Los intentos del psicólogo inglés sir Francis Galton por registrar las diferencias individuales mediante pruebas normalizadas llevaron a Alfred Binet a adaptar su sistema a fin de estudiar la psicología de artistas, matemáticos y jugadores de ajedrez eminentes, apoyándose constantemente en pruebas tales como la observación del tipo físico, la caligrafía y otras características. En 1903 publicó El estudio experimental de la inteligencia, estudio comparado sobre las personalidades de sus dos hijas que abrió el camino a la psicología diferencial.

Entre los años 1905 y 1911, en asociación con Théodore Simon, desarrolló unas escalas (llamadas de Binet-Simon) para la medida de la inteligencia de los niños, en las que introdujo el concepto de edad mental, y que fueron la base de todas las pruebas de inteligencia posteriores. En La escala métrica de la inteligencia, publicado en 1905 conjuntamente con Théodore Simon por encargo del gobierno francés, presentó una serie de tests de dificultad progresiva, adaptados a la capacidad de respuesta correspondiente a la edad.

El objetivo del gobierno francés era disponer de un mecanismo que permitiese detectar a aquellos niños que no podían seguir el ritmo regular de la escuela. Las pruebas de Binet y Simon eran cuestionarios compuestos de distintas preguntas relacionadas con el razonamiento y la resolución de problemas. Partiendo del supuesto de que la aptitud mental es una capacidad general y unitaria, los autores introdujeron el concepto de "edad mental": todos los niños se desarrollan intelectualmente en la misma dirección, pero no al mismo ritmo; si un niño rinde menos que los de su misma edad, se debe a que su desarrollo mental corresponde todavía al de un niño de menor edad.

Binet y Simon nunca afirmaron que tales diferencias en el rendimiento fuesen debidas a una inferioridad genética, ni creyeron estar midiendo la inteligencia innata. Sospechando la importancia del ambiente en el desarrollo intelectual de los niños, Binet deseaba que el cuestionario se utilizase para mejorar las oportunidades de los más retrasados mediante clases especiales, y no para etiquetarlos o limitar sus oportunidades.

Los resultados del test se expresaron en términos de «coeficiente de inteligencia», que se obtiene al dividir la «edad mental», derivada de los resultados de la prueba, por la edad cronológica del niño multiplicada por cien. En 1908 Binet publicó una revisión del test que modificaba algunos ítems del cuestionario; nuevas revisiones irían sucediéndose en años posteriores. Actualmente el cociente de inteligencia ya no se usa en su forma original, pues así como puede tener cierto sentido que un niño inteligente de ocho años rinda como el niño medio de once, no lo tiene que un adulto inteligente de cincuenta rinda como el adulto medio de sesenta. Seguimos utilizando, por inercia, el término cociente de inteligencia, pero en éste la cifra 100 representa únicamente a la puntuación media de la población de la misma edad, habiéndose abandonado el concepto de edad mental.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos