Juan Manuel Blanes

(Montevideo, 1830 - Pisa, 1901) Pintor uruguayo. En todas sus obras, dentro del academicismo de las reconstrucciones históricas y a diferencia de los pintores románticos europeos, buscó valores nacionales íntimos.

Considerado uno de los más grandes artistas de su país, la obra académica de Juan Manuel Blanes constituye un importante eslabón entre la pintura uruguaya del siglo XIX y la del siglo XX. Entre 1860 y 1864 realizó estudios en París, Roma y Florencia, donde adquirió una depurada técnica académica, que orientó preferentemente hacia el naturalismo.


La fiebre amarilla en Buenos Aires (1871),
de Juan Manuel Blanes

Entre sus obras sobresalen los grandes óleos sobre temas históricos del Uruguay, Argentina y Chile; así, las telas que pintó en 1856 en el palacio residencial del presidente argentino general Urquiza, en Concepción del Uruguay, y obras como Asesinato de Florencio Varela (1870), La fiebre amarilla en Buenos Aires (1871), El juramento de los Treinta y Tres Orientales (1875-1877), que es su cuadro más famoso, o Bombardeo de Paysandú.

Juan Manuel Blanes realizó asimismo numerosos retratos por encargo, y también en su faceta de retratista destacó en obras como Artigas en la Ciudadela (1884) y Familia Arrieta (1875). Su primer trabajo de importancia en este terreno fueron los murales del palacio de San José, en Entre Ríos, del entonces presidente de la Confederación Argentina, el general Justo José de Urquiza. Éste le había pedido que registrara escenas de batallas que había protagonizado y retratos de su familia.

La madre de Blanes, su hermano Mauricio, sus hijos y esposa también son protagonistas de muchas de sus telas, pero su mejor retrato es el de Carlota Ferreira, cuadro que muestra a una mujer carnal e imponente, llena de vitalidad; los pimpollos rosados que la dama lleva en el pecho y las luces del vestido revelan un Blanes que maneja una pincelada suelta, en la que la luz cobra especial importancia; la mujer retratada, esposa de su hijo y amante del propio Blanes, fue la causa de un crudo drama familiar. Pintó también gauchos y escenas campestres del Uruguay, creando un nuevo género. Su vasta obra figura en muchos museos del Uruguay y del extranjero.