Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Albert Boadella

(Barcelona, 1943) Actor y director de teatro español, uno de los directores más relevantes y polémicos de la escena española. Autor prolífico, sus obras, rebosantes de ironía, acidez y de elementos desmitificadores sobre instituciones y costumbres, siempre han despertado la polémica, sin dejar indiferente al espectador.


Albert Boadella

Hasta la edad de los nueve años, Albert Boadella vivió en Barcelona, para, posteriormente, trasladarse a Francia, junto con su hermano mayor, donde realizó el bachillerato. De regreso a su ciudad natal, ingresó en el Instituto del Teatro y trabajó como grabador en una joyería. Gracias a la concesión de una beca, Albert Boadella pudo proseguir sus estudios teatrales en la ciudad francesa de Estrasburgo.

Nada más regresar a Barcelona fundó la Agrupación Dramática de Barcelona, el primer movimiento teatral catalán desde la finalización de la Guerra Civil. En el año 1962 fundó, junto con Antoni Font y Carlota Soldevilla, el grupo de teatro independiente Els Joglars, que luego se ampliaría y en el que desarrollaría toda su trayectoria como director. Las representaciones y montajes del grupo evolucionaron desde un teatro puramente gestual, basado en el mimo puro, a una mayor complicación en sus últimas obras, en las que prima, por encima de cualquier otro componente, el aspecto visual.

Entre los años 1962 al 1967, la compañía desplegó una actividad frenética, comenzando con su primera obra Mimodramis, a la que siguió Deixebles del silenci y Calidoscopi. Tras este primer período de rodaje, Albert Boadella y los componentes de Els Joglars decidieron profesionalizarse en el año 1967. Hasta 1977, fecha de la disolución de la compañía, llevaron a escena las obras El diari (1968), Cruel Urbis (1971), Mary d'Ous (1973), Alias Serrallonga (1974) y La torna (1977).


Representación de La torna (1977)

Precisamente en el año 1977, tras dos meses de representar la obra La torna, Albert Boadella fue procesado por la autoridad judicial militar y condenado por supuestos delitos de injurias a la autoridad militar, concretamente al cuerpo de la Guardia Civil. El 16 de diciembre de ese mismo año ingresó en prisión, de la que se fugó mientras permanecía internado en el Hospital Clínico de Barcelona el 29 de febrero de 1978, horas antes de que un consejo de guerra lo juzgase. Tras su espectacular fuga, Boadella fue declarado por el tribunal en rebeldía, por lo que se vio obligado a exiliarse en Francia.

Regresó a España, de manera clandestina, a finales del mismo año. Finalmente, en el mes de marzo del año 1979, fue de nuevo detenido y encarcelado hasta julio del mismo año, en que salió en libertad provisional, al tiempo que la autoridad militar se inhibía del caso. Tras un tiempo prolongado, en el año 1985 fue exculpado totalmente del delito de injurias por el que fue acusado en el año 1977.

Debido a su detención y posterior proceso, Albert Boadella congregó a favor de su persona numerosas protestas y muestras de adhesión, así como manifestaciones y actos reivindicativos en pro de la libertad de expresión. Durante su breve exilio francés, Albert Boadella formó un nuevo grupo teatral y montó la obra Catalonia M-7, la cual fue más tarde estrenada en Madrid.

En el año 1979 formó el nuevo grupo de Els Joglars, con el que realizó hasta el año 1985, aún en período de libertad provisional, los montajes La odisea (1978) y Laetins (1980), con el que ganó el prestigioso premio Ciudad de Barcelona concedido al mejor espectáculo del año. En Operación Ubú (1981) ridiculizó sin paliativos ni cortapisas al presidente de la Generalitat. Siguieron a esta obra Olympic Man Movement (1981) y Teledeum (1984), con la que volvió a levantar grandes críticas y polémicas encendidas dentro del sector eclesiástico; y, por último, Los virtuosos de Fontainebleau (1985).


Operación Ubú (1981)
y Teledeum (1984)

En 1984, el Centro de Nuevas Tendencias de Madrid le encargó el montaje de la obra Gabinete Libermann, obra realizada en castellano y con autores ajenos a su compañía de Els Joglars. En agosto del año 1986 realizó con el Teatro Estable del País Valenciá la obra Visenteta de la Favara, la cual fue estrenada en la localidad valenciana de Onteniente. En marzo del siguiente año presentó en Barcelona el libro Mester de Juglaría. 25 años de Els Joglars, y pocos días después presentó en Madrid su montaje Visenteta de Favara. El 22 de marzo del año 1987, José Sarney, presidente de Brasil, tuvo que interceder ante el ministro de justicia de aquel país para que levantara la prohibición de la obra Teledeum, montada en Sao Paulo por el grupo brasileño Ornitorrinco y que fue fuertemente censurada por la policía federal.

A finales de septiembre del año 1987, Els Joglars volvió a la escena con el nuevo espectáculo Bye, bye Beethoven, presentado en el VI Ciclo Internacional de Teatro Memorial Regás. En noviembre del mismo año, Albert Boadella y su grupo volvieron a tener serios problemas con la obra Teledeum, puesto que no asistieron a la vista oral celebrada en la ciudad de Burgos, impuesta por la denuncia presentada contra ellos como consecuencia de la representación que hicieron de la obra en agosto del año 1984. No obstante, fueron absueltos de todos los cargos por la Audiencia Provincial de Burgos el 21 de diciembre del mismo año.

Tras representar en el Teatro Albéniz de Madrid la obra Bye, bye Beethoven, en enero del año 1988, Albert Boadella presentó en la televisión catalana lo que él mismo denominó como "los asuntos feos de Cataluña", en un programa que se denominó Som una meravella. En marzo del mismo año, Boadella fue vetado en el programa televisivo May Magazine, emitido por el canal catalán de TV3. Pero aún más grande fue el escándalo que produjo su participación, el 16 de marzo, en el programa de TVE que dirigía por entonces Javier Gurruchaga Viaje con nosotros, en el que ambos actores hicieron una parodia ácida sobre el F.C. Barcelona, el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, y sobre la Virgen de Montserrat.

La consecuencia del programa fue la declaración de ambos personajes de “personas non gratas” por el ayuntamiento de Calafell (Tarragona). El 25 de marzo del año 1988, el cardenal primado de Colombia y el arzobispo de Bogotá presionaron con fuerza para prohibir la representación de la polémica obra de Albert Boadella Teledeum. En noviembre del mismo año, TVE, basándose en el guión del programa catalán Som una meravella, emitió la serie de siete capítulos Ya semos europeos, dirigida e interpretada por el propio Albert Boadella.

En noviembre del año 1989, Albert Boadella denunció públicamente ser objeto de presiones y bloqueos por parte del concejal de cultura del Ayuntamiento de Madrid por representar su obra Columbi lapsus en el Centro Cultural de la Villa. Al mes siguiente, Albert Boadella inició, junto con el también director catalán Josep María Flotats, el proyecto del Teatro Nacional de Cataluña, presentando la obra Columbi lapsus en Barcelona. El 21 de febrero del año 1990, Albert Boadella reapareció como actor teatral, tras quince años de ausencia, en sustitución del actor Xavier Vilai, en la representación de dos historias paralelas, la de la ópera El barbero de Sevilla, de Rossini, y la historia de la Curia Vaticana durante el corto y misterioso pontificado de Juan Pablo I.

El 16 de noviembre del año 1991, Albert Boadella estrenó en Girona la obra Yo tengo un tío en América, montaje producido por la Sociedad Estatal para el V Centenario. El espectáculo estaba ambientado en un centro psiquiátrico y giraba el torno a las relaciones entre los locos (representados por los indios) y los psiquiatras (los conquistadores), quienes sometían a aquéllos a unas particulares sesiones de terapia en las que recreaban algunos de los episodios más escabrosos de la conquista de América. La obra en cuestión tuvo una gran repercusión tanto nacional como internacional, ya que fue representada en Europa (Bonn, París, Edimburgo...) y América (Colombia y Venezuela), y cosechó un gran número de éxitos y galardones, como el Premio de la Crítica en el prestigioso festival de teatro de Edimburgo (septiembre del año 1992), y el Premio de la Crítica teatral de Barcelona (diciembre de 1992). Aun así, la obra fue excluida de los actos oficiales programados por el comité organizador de la Expo 92, aunque fue presentada en julio de 1992 en Sevilla, fuera del programa oficial.

En enero del año 1992, Albert Boadella volvió a trabajar para TVE, en la emisión de 40 miniespacios de cinco minutos englobados en la serie titulada Orden especial, donde llevó a cabo el retrato perfecto y burlón de una especie de moderna Inquisición perseguidora de los ciudadanos inmorales. Coincidiendo con la emisión de estos espacios cortos, el grupo Els Joglars conmemoró sus treinta años de existencia.


La increíble historia del Dr. Floit y Mr. Pla (1997)

Al año siguiente, el grupo volvió a la escena teatral con otro nuevo montaje: El nacional, en el que se hacía la crítica sin concesiones, como era habitual en el grupo, al teatro de Estado, al teatro público y a las subvenciones que creaban vasallaje en las compañías y en los propios actores. La obra fue premiada, el 23 de noviembre del año 1994, con el Premio Nacional de Teatro, pero, finalmente, el premio fue retirado por presiones políticas.

Desde el año 1994, el grupo Els Joglars se adentró por el camino de la producción, elaborando, en colaboración con Canal Plus y TVE, una serie de guiones para una nueva serie sobre el comportamiento humano, realizada con efectos propios del cine en blanco y negro. En octubre del año 1995, Els Joglars estrenó la obra Ubú president, montaje en el que, tomando como referencia lo que el propio Boadella definió como "la mediocridad de la política catalana” y rescatando el tema principal de la anterior obra Operación Ubú, llevó a escena numerosas alusiones a la simbología y a la actualidad catalana, con ataques furibundos contra el presidente Jordi Pujol.

La versión en castellano se representó en febrero del año siguiente en la ciudad de Segovia. En septiembre del año 1997, Els Joglars estrenó en Barcelona La increíble historia del Dr. Floit y Mr. Pla, montaje basado en la producción literaria de Josep Pla, y que trata de un empresario catalán esquizofrénico que odia a muerte al escritor catalán, personaje en el que se transforma después de beber un producto que él mismo estaba fabricando. La obra se estrenó en Madrid, en enero de 1998, en el Teatro María Guerrero, junto con una amplia exposición fotográfica y de todo tipo de objetos utilizados por la compañía desde sus treinta y cinco años de existencia. En 2002, Boadella debutó como director cinematográfico con ¡Buen viaje, excelencia!, un retrato impresionista de Francisco Franco que recrea, con una mezcla de comedia y patetismo, los dos últimos años de vida del dictador.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos