José Bono

(José Bono Martínez; Salobre, Albacete, 1950) Político español. Auténtico peso pesado del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), fue presidente de la Comunidad de Castilla-La Mancha durante seis legislaturas consecutivas (1983-2004) y ministro de Defensa en el primer gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2006). Desde 2008 preside el Congreso de los Diputados.


José Bono

Alumno de los jesuitas en su infancia y licenciado en Leyes por la Universidad de Navarra, con especialidad en Derecho Penal, José Bono tomó el hábito político desde un compromiso católico que enarboló a lo largo de toda su carrera pública. Hacia 1973 comenzó a ejercer como abogado e ingresó en las filas del PSI, reconvertido en el Partido Socialista Popular (PSP) por el profesor Tierno Galván. En 1977 fue candidato por esta formación al Congreso de los Diputados en las elecciones generales, pero no obtuvo el escaño.

Un año más tarde fue uno de los impulsores de las fusión del PSP con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), y en las elecciones generales de 1979 ya encabezó las listas del PSOE por la circunscripción de Albacete. Logró el escaño de diputado y ocupó la Secretaría Cuarta de la Mesa del Congreso. Durante esa legislatura fue vicepresidente segundo de la Comisión de Administración Territorial y vocal en las Comisiones de Interior y de Suplicatorios.

En 1980 fue elegido miembro de la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE en Castilla La Mancha; en 1982 renovó su escaño en la Cámara Baja, nuevamente en las listas de su provincia natal. En 1983, tras vencer en las elecciones autonómicas, asumió la presidencia del Ejecutivo regional de Castilla-La Mancha. Era el inicio de un largo mandato que se prolongaría hasta 2004.

Durante este periodo, José Bono fue el vencedor de todas las convocatorias electorales por mayoría absoluta, incluso en los momentos más difíciles: en las elecciones autonómicas de 1995, pese a los malos resultados del PSOE en las demás comunidades autónomas, José Bono revalidó su mandato por cuarta vez. Logró 24 escaños, frente a los 22 del Partido Popular, y fue el único candidato autonómico socialista que ganó los comicios por mayoría absoluta.

El fracaso socialista en las elecciones generales del año 2000, con la consiguiente dimisión del secretario general del partido, Joaquín Almunia, y los movimientos internos que se orquestaron en el seno de la formación para solventar la crisis, animaron a José Bono a dar el salto a la política nacional. El 17 de junio de ese mismo año el barón castellano-manchego anunció su candidatura a la Secretaría General del PSOE. La elección debía decidirse en el 35º Congreso del partido, celebrado un mes más tarde, y Bono optaba al cargo en competencia con Rosa Díez, Matilde Fernández y José Luis Rodríguez Zapatero. Contra todo pronóstico y pese a la solidez de los apoyos iniciales que recibió José Bono, fue finalmente Rodríguez Zapatero el candidato más votado en el Congreso y, en consecuencia, el elegido para convertirse en el nuevo secretario general del PSOE.

De regreso a su feudo autonómico, el 18 de diciembre de 2002 anunció su disposición para encabezar nuevamente la candidatura socialista a la presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha. Los comicios se celebraron el 25 de mayo de 2003 y Bono logró 29 escaños, tres más que en 1999; era sexta mayoría absoluta de su carrera política. No obstante, volvió al escenario nacional un año después, precisamente de la mano de Rodríguez Zapatero, su otrora rival en el liderazgo del partido y flamante vencedor de las elecciones legislativas del 14 de marzo de 2004, quien confió en el barón socialista albaceteño la gestión de la cartera de Defensa. Zapatero encomendó a Bono la delicada tarea de retirar las tropas españolas de Iraq, tal y como había prometido en la campaña electoral.