Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Charlotte Bühler

(Berlín, 1893 - Stuttgart, 1974) Psicóloga alemana que desarrolló sus investigaciones en el campo de la educación y la psicología infantil. Durante la década de 1920 realizó sus estudios universitarios en diferentes instituciones, como las universidades de Friburg, Kiel, Berlín y Múnich. En esta última oyó hablar del trabajo del doctor Karl Bühler, que estaba investigando el pensamiento humano, un trabajo muy cercano a sus intereses primordiales. Charlotte hizo todo lo posible por conocerlo; así, cuando su supervisor de tesis Oswald Kulpe murió repentinamente, Bühler fue llamado para sustituirlo, relación que fue el preludio del matrimonio de ambos en 1916. El mismo año en que Charlotte recibió su título de Doctora por la universidad de Múnich (1918), nació su primer hijo, Ingeborg, y un año más tarde la familia se completó con el segundo, llamado Rolf.

Entre 1920 y 1922 trabajó para el gobierno prusiano y dio conferencias en Dresde, en el marco de la Technische Hochschule. En 1923 ambos se trasladaron a Viena, al haber logrado él una plaza en la universidad de esta ciudad. Charlotte no tardó en conseguir una plaza de profesora asistente en la misma universidad austríaca. No fue hasta 1929, seis años más tarde, cuando logró el rango de profesora asociada. En 1924 llegó al Colegio de Profesores de la Universidad de Columbia para estudiar la infancia y la juventud psicológica con Edward Thorndike; pasó ese curso académico como profesora invitada en el Barbnard College. En 1929 la Fundación Rockefeller le dio la posibilidad de supervisar la dirección de los colegios que poseía en Inglaterra, Holanda y Noruega.

En Viena, entre 1923 y 1938, sus investigaciones se centraron en el desarrollo psicológico entre la infancia y la adolescencia. Su campo de investigación académica estuvo relacionado con los niños y la juventud psicológica, campo en el que realizó, con el apoyo de otros trabajadores sociales, varias investigaciones en una casa de adopción de Viena con más de 2.500 niños, un lugar idóneo para estudiar su comportamiento. Sus investigaciones se centraban en la realización de diversas pruebas de inteligencia y desarrollo, así como la interpretación de diarios y juegos libres. Muchos de sus experimentos estaban basados en los conocimientos que le había aportado su marido y se centraban en el desarrollo cognitivo y de la personalidad.

Al finalizar su beca en Columbia, recibió otra, por un período de diez años, de la Fundación Rockefeller para fundar su propio equipo de trabajo en el Instituto de Viena, al tiempo que se le otorgaba una importante subvención por parte del gobierno austríaco. En 1930 comunicó a la Fundación Rockefeller su pesar por lo politizada que estaba la investigación en el Instituto: lo que más la contrariaba era que los únicos niños que podían estudiar en dicha institución eran los de clase baja y que no tuvieran acceso niños de más alto estrato social.

Con la llegada al poder del dictador Engelbert Dollfuss (1934), sus investigaciones se vieron entorpecidas por las restricciones que puso el gobierno a sus estudios. Las subvenciones que recibió fueron prácticamente anuladas, lo que, unido a que la Fundación Rockefeller le había retirado el soporte por los disturbios políticos de Austria, hizo inviable el que permaneciera en la capital austríaca. Para poder mantener las mismas condiciones, tanto Bühler como su esposo tuvieron que acercarse a las elites del Instituto de Viena, aunque la dictadura fue cada vez más opresiva.

La situación empeoró cuando, en marzo de 1938, el marido de Charlotte fue arrestado, ya que su nombre aparecía en la lista negra de profesores que debían ser despedidos por su posición política. Poco más tarde, la propia Charlotte apareció en la misma lista de profesores, aunque, esta vez, debido a su origen judío. Ambos tuvieron que abandonar el país; comenzó así un peregrinar que les llevó a Inglaterra y a Noruega, donde Charlotte obtuvo un puesto de profesora visitante. La pareja decidió escribir a las más importantes universidades estadounidenses e inglesas solicitando trabajo. Finalmente, en 1940 el Comité de Emergencia de Ayuda a los Psicólogos Extranjeros Desplazados del APA encontró un puesto para Karl en Minnesota, y con él se fue Charlotte. Diez días después de que partiesen hacia Estados Unidos, los nazis invadieron Noruega.

En su primer año estadounidense, Charlotte ocupó el puesto de profesora de psicología en el College de St. Catherine (Minnesota). Más tarde, en 1941, se trasladó a Worcester (Massachusetts) donde creó y dirigió una clínica para la infancia. En 1943 volvió a Minnesota para trabajar como psicóloga clínica en el Hospital General de la ciudad. A pesar de su constante trabajo, la adaptación de la pareja al ambiente de Estados Unidos no fue buena, ya que ambos sentían que no eran bien recibidos en los departamentos académicos, como lo prueba, por ejemplo, el que no pudiesen publicar ninguna de sus investigaciones durante un plazo de diez años, entre 1940 y 1950.

El siguiente paso fue trasladarse a California, donde Charlotte ejerció como psicóloga clínica en el Hospital del Condado de Los Angeles entre 1945 y 1953. Durante ese período, también ocupó el cargo de profesora asistente de psiquiatría en la Escuela Médica de la Universidad del Sur de California (USC). En esa época adoptó la nacionalidad estadounidense. En 1953 empezó sus prácticas particulares en Los Angeles, en las que el método humanista iba a comenzar a tomar forma. En estos años conoció a psicólogos como Carl Rogers, Gordon Allport, o Abraham Maslow, cuyas aportaciones propiciaron que, en el año 1959, Bühler publicase sus teorías sobre la psicología humanística. Tras una larga y productiva carrera en Estados Unidos, Bühler retornó a Alemania en 1972, ya enferma, puesto que quería pasar los últimos años de su vida con su hijo Rolf. Durante este tiempo y hasta el momento de su fallecimiento continuó escribiendo y publicando.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos