Félix María Calleja

(Félix María Calleja del Rey, conde de Calderón; Medina del Campo, España, h. 1755 - Valencia, 1828) Militar y político español. Tras llegar a Nueva España en 1789 y abandonar el servicio militar activo, se convirtió en terrateniente en San Luis de Potosí.


Félix Calleja

Durante la guerra de Independencia de las colonias americanas defendió con éxito los intereses de la Corona, derrotando a las tropas de Miguel Hidalgo en San Jerónimo Aculco. Ello le permitió, al mando del Ejército del Centro, tomar sin dificultad Guanajuato, y en 1811 Guadalajara, tras obtener la victoria de Puente Calderón, y detener la subsiguiente ofensiva de José María Morelos en 1812.

Nombrado virrey de México en 1813 en sustitución de F. J. Venegas, Félix Calleja organizó un poderoso ejército de 40.000 hombres con el que se impuso casi por completo a los insurrectos. Después del período de las reformas (abolición de la Inquisición, elecciones municipales y para diputados a Cortes), se restableció en España el absolutismo con el regreso a Madrid de Fernando VII. Calleja acentuó su severidad contra los partidarios de la independencia, ayudado por Agustín de Iturbide. Su mayor triunfo fue la captura del líder patriota Morelos en noviembre de 1815, aunque la orden de ejecutarlo le enemistó definitivamente con los criollos que había logrado mantener leales. Acusado por el obispo de Puebla de ser cómplice de las inmoralidades y abusos de Iturbide, Calleja cesó en su virreinato en 1816.

En 1818, ya en España, le fue concedido el título de conde de Calderón y se le nombró capitán general de Andalucía. En 1819, cuando se disponía a partir de nuevo a América al frente de las tropas expedicionarias, se produjo en Cabezas de San Juan la sublevación liberal de Riego, a raíz de la cual fue detenido y confinado en Mallorca durante todo el Trienio Liberal.