Sir Roger David Casement

(Kingstown, 1864 - Londres, 1916) Político nacionalista irlandés. Distinguido por el Gobierno británico por sus servicios diplomáticos, fue acusado de traición y condenado a morir en la horca por sus actividades nacionalistas, convirtiéndose en uno de los principales mártires del movimiento independentista irlandés.


Roger David Casement

Perteneciente a una familia protestante del Ulster, Roger Casement se educó en la prestigiosa Ballymena Academy. En el año 1884 comenzó a trabajar para el ministerio de Exteriores británico, año en el que fue trasladado a África, donde empezó a desempeñar diversos cargos en la Administración colonial británica. Entre los años 1895 a 1898 fue nombrado cónsul británico en la colonia portuguesa de Mozambique, y entre 1898 a 1900 en la de Angola, para pasar a desempeñar el mismo cargo en el Congo belga, hasta su regreso a Inglaterra, en el año 1903.

Al año siguiente de su regreso, Roger Casement presentó un informe al ministro de Asuntos Exteriores británico fruto de un exhaustivo estudio realizado a lo largo de sus dos años de consulado en el Congo, en el que relató de manera pormenorizada el trato inhumano y la explotación que recibía la población nativa en aquella colonia belga, la cual en aquellos momentos era propiedad particular del rey belga Leopoldo II. El Informe Casement levantó tal escándalo que el rey Leopoldo II no tuvo más remedio que renunciar a su soberanía sobre el Congo y establecer una serie de reformas democráticas y más humanas en la colonia, que pasó a pertenecer al Estado.

Después de haber rechazado una serie de puestos importantes en el ministerio de Asuntos Exteriores británico, y condicionado por su delicada salud, Casement se vio forzado a permanecer tres largos años en Inglaterra, separado de cualquier tipo de trabajo o vinculación política. Una vez que se repuso, Roger Casement fue mandado al Brasil, en el año 1906, para realizar un estudio relacionado con las condiciones de explotación y miseria a la que estaban siendo sometidos los indígenas de la región del río Putumayo, tarea que le llevó hasta el año 1910.

Al año siguiente, el Gobierno británico le concedió el título de sir en reconocimiento a sus servicios en aras de la humanidad y de la justicia social. El Parlamento británico llevó a a cabo una profunda investigación cuyos resultados fueron puestos a la luz en 1912, en los que las constantes denuncias lanzadas por sir Roger Casement fueron corroboradas, una por una. La compañía colonial inglesa encargada de la explotación de la región brasileña no tuvo más remedio que disolverse al conocerse el escandaloso trato que infringían a los nativos.

En el año 1912, sir Roger Casement volvió a tener serios problemas de salud como consecuencia de sus largas estancias en aquellos parajes tropicales, circunstancia que aceleró su retirada definitiva del servicio diplomático británico. De regreso a Irlanda en ese mismo año, Casement comenzó a simpatizar con el incipiente movimiento católico independentista irlandés, trabajando en la Liga Gaélica y en diversas organizaciones del mismo calado, a las que prestó una inestimable ayuda. A finales del año 1913, Casement ingresó como miembro del Irish National Volunteers (Voluntarios Nacionales de Irlanda), del que formó parte en su fundación.

A partir de ese momento, Roger Casement trabajó denodadamente por obtener todo tipo de apoyo para la causa independentista irlandesa. A tal efecto, en julio del año 1914 realizó un viaje a Nueva York para tomar contacto con la importante colonia irlandesa de la ciudad y recabar apoyo financiero a la causa. Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, Roger Casement albergó la esperanza de lograr apoyo de Alemania para formar una fuerza de choque irlandesa en contra del Gobierno británico.

Con ese objetivo, Roger Casement arribó en Berlín en noviembre de 1914, dispuesto a encontrar el apoyo necesario de los altos mandos alemanes a la causa irlandesa. Casement propuso a éstos reclutar a todos los prisioneros de guerra irlandeses para crear una brigada y luchar contra Inglaterra en su propio terreno. A pesar del inicial recelo del Alto Mando alemán hacia el plan de Casement, éste consiguió al final que el Alto Mando alemán se comprometiera a entregar al INV 20.000 pistolas con munición incluida. Lo que no pudo conseguir Casement fue formar la fuerza de choque irlandesa.

Casement partió para Irlanda en 1916 con el cargamento armado a bordo de un submarino alemán con dirección al condado de Kerry, donde debía desembarcar antes del 24 de abril, fecha prevista por el INV para llevar a cabo una gran insurrección contra el Gobierno británico (Levantamiento de Pascua). El 20 de abril, cuando Casement intentaba desembarcar en Banna Strand, Tralee, en el condado de Kerry, fue descubierto por el servicio de guardacostas británico.

Una vez detenido, fue conducido a Londres, donde fue sometido a un severo interrogatorio. Estando allí estalló la sublevación, por lo que fue acusado de alta traición y sentenciado a morir ahorcado en un juicio sumarísimo, celebrado el 29 de junio, tras de lo cual se le confinó en la prisión londinense de Pentonville, en espera de su ejecución.

Nada más conocerse la sentencia, varias organizaciones humanitarias de todo el mundo organizaron campañas para que la pena de muerte fuera conmutada por la de prisión. Pero el Gobierno británico permaneció impasible ante tales muestras de solidaridad, haciendo circular incluso copias de sus diarios personales que fueron posteriormente hallados, en los que se aludía a su homosexualidad, todo ello para desacreditarle.

La maniobra difamatoria del Gobierno británico dio resultado e hizo fracasar por completo la campaña a favor de Casement. Finalmente, el 3 de agosto de 1916, sir Roger David Casemente fue ahorcado en la prisión de Pentonville. Sus restos fueron devueltos a Irlanda en el año 1965, donde hallaron sepultura en el cementerio de Glasnevin, el 1 de marzo, rindiéndosele honores de Jefe de Estado.