Familia Curie

Familia de físicos franceses dedicados a la investigación de la radiactividad. Pierre Curie (1859-1906) fue educado por su padre, un médico librepensador, sin acudir a la escuela. Luego estudió Física en la universidad parisina de la Sorbona, con brillantes resultados. En colaboración con su hermano -Jacques Curie- descubrió el efecto piezoeléctrico. Desde 1882 trabajó como profesor de la Escuela Municipal de Física y Química de París.

En 1894 conoció a la que luego sería su esposa, Marya Sklodowska (más conocida como Marie Curie, su nombre de casada), iniciando una colaboración científica que se prolongaría hasta su muerte. Se doctoró con una tesis sobre el magnetismo en 1895, el mismo año que contrajo matrimonio.

En 1897, Pierre y Marie Curie consiguieron permiso para utilizar unas dependencias abandonadas de la escuela en la que enseñaba, en donde realizaron investigaciones sobre la radiación del uranio (descubierta un año antes por Henri Becquerel), que les llevaron a descubrir dos nuevos elementos químicos en 1898: el polonio y el radio. En 1903 recibieron el Premio Nobel de Física, compartido con Becquerel. Poco después de obtener una cátedra de Física en la Sorbona (1904), Pierre murió atropellado por un carruaje.

Marie Curie (1867-1934), cuyo nombre de soltera era Marya Sklodowska, era de origen polaco. Tras iniciar su carrera en la Universidad de Varsovia, en 1891 se trasladó para ampliar estudios a París, donde conoció a Pierre. Colaboró con éste en todas sus investigaciones y le sustituyó al morir en la cátedra de Física de la Sorbona (1906). Marie siguió investigando sobre la radiactividad, lo que le valió el Premio Nobel de Química en 1911 (fue la primera mujer que recibió un Premio Nobel y la primera persona del mundo en recibir dos). Los altos niveles de radiación a los que se vio expuesta en el curso de años de investigaciones causaron la leucemia de la que moriría.

Su hija Irène Joliot-Curie (1897-1956) estudió física igualmente y fue una gran colaboradora de su madre, a la que ayudó a organizar un servicio radiológico móvil durante la Primera Guerra Mundial (1914-18). En 1925 se casó con el físico Frédéric Joliot, ayudante de su madre desde la muerte de Pierre. Juntos descubrieron la radiactividad artificial en 1934, por lo que recibieron el Premio Nobel de Física en 1935. Al igual que su madre, moriría de leucemia causada por la prolongada exposición a la radiación.