Jean Jacques Dessalines

(Guinea, 1758 - Jacmel, 1806) Emperador de Haití (1804-1806). Esclavo en la colonia francesa de Santo Domingo, adoptó el nombre de su amo, de quien huyó en 1789. Dos años después, al estallar la revolución negra encabezada por Toussaint Louverture, tomó partido por éste; organizó una de las bandas de esclavos que rechazó el intento de invasión británica y colaboró en la formación de un estado negro.


Jean Jacques Dessalines

En 1802 un ejército enviado por Napoleón, bajo el mando del general francés Charles Leclerc, derrocó a Toussaint Louverture. Dessalines hubo de aceptar la deposición y deportación de Toussaint Louverture y rendirse a Leclerc, quien le confió el mando del sector sur de la isla. Pero al evidenciarse en 1803 el propósito de Napoleón de reinstaurar la esclavitud, Dessalines, aprovechando la debilidad del ejército francés y con ayuda británica, lideró una rebelión que expulsó a los franceses de la isla.

Ese mismo año un congreso celebrado en Arcahaie designó a Dessalines comandante del ejército negro. Proclamado luego gobernador general, el 1 de enero de 1804 declaró la independencia de la isla, a la que devolvió su nombre en lengua arahuaca, Haití. Para asegurar la supervivencia del nuevo estado, Dessalines, que en septiembre de 1804 se proclamó emperador con el nombre de Jacques I, reprimió durante su breve reinado a la población blanca: prohibió a los blancos el acceso a la propiedad de las tierras, y, temiendo que su presencia justificase una invasión de Francia, propició una masacre que supuso prácticamente su exterminio.

Temeroso también del poder de la oligarquía mulata, en la que veía un peligro para su régimen y para la independencia, Dessalines se enfrentó a continuación contra ella, provocando resquemores que acabarían en una sublevación liderada por Pétion. Dessalines trató de aplastar militarmente la rebelión, pero halló la muerte en una emboscada en Jacmel, cerca de Puerto Príncipe.