Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Ignacio Domeyko

(Ignacio Domeyko Ancuba; Niezwiadka, Lituania, 1802 - Santiago, 1889) Naturalista y mineralogista de origen polaco que desarrolló gran parte de su trabajo e investigaciones en Chile.

Estudió humanidades en el Colegio de los Padres Piaritas de Szczuczyn, y luego se licenció en ciencias físicas y matemáticas por la Universidad de Vilna (hoy en Lituania). Enrolado como voluntario en el ejército del general Chtapowski, participó en el levantamiento patriótico contra Rusia (1830), que resultó aplastado. Tuvo que emigrar a Francia, y estudió en la Escuela de Minas de París.


Ignacio Domeyko

En 1838 llegó a Chile, donde fue contratado para enseñar química y mineralogía en el Liceo de La Serena. Realizó exploraciones en la cordillera de Copiapó y de Arauco. Su trabajo como investigador y formador de técnicos fue ímprobo; fue además autor de destacados libros como Elementos de mineralogía (1844) y Araucanía y sus habitantes (1845), entre otros.

Formó parte del directorio de la Sociedad Nacional de Agricultura, junto a insignes personalidades de la cultura chilena como Claudio Gay y Andrés Bello. Alentado por este último y por Manuel Montt, en los años siguientes llegó a ser toda una autoridad en materia pedagógica. Al crearse la Universidad de Chile en 1842, fue nombrado decano de su Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas. En 1847 inauguró el curso de Mineralogía en el Instituto Nacional.

Durante la presidencia de Montt (1851-1861), su gobierno le encargó la exploración de casi todo el territorio chileno para hacer un catastro de sus riquezas minerales. Éste fue el inicio del estudio de la mineralogía en Chile. Cuando en 1857 Antonio Varas comenzó a publicar la Revista de Ciencias y Letras, Domeyko fue uno de sus colaboradores.

En 1866 accedió como miembro a la Facultad de Filosofía y Humanidades, y en 1867 fue nombrado rector de la Universidad de Chile, cargo que conservó hasta 1883. El Congreso Nacional, en reconocimiento de sus esfuerzos preparando a técnicos y escribiendo muchos informes sobre las riquezas del país, le concedió una renta anual vitalicia. Su prestigio como experto en mineralogía trascendió las fronteras patrias y fue respetado en todo el continente.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos