Enrique III

(Fontaineblau, Francia, 1551-Saint-Cloud, id., 1589) Rey de Francia (1574-1589). Tercer hijo de Enrique II y Catalina de Médicis, de joven fue nombrado duque de Anjou. Protegido por su madre, fue nombrado jefe del ejército en la lucha contra los hugonotes durante el reinado de su hermano Carlos IX. En 1573 fue coronado rey de Polonia, pero, muerto su hermano, al año siguiente regresó a Francia para ser coronado rey.


Enrique III de Francia

Durante su reinado otorgó libertad de culto a los hugonotes, lo cual motivó la fundación, por parte de los católicos, de la Santa Liga, y la continuación de las guerras de religión que asolaron Francia entre 1562 y 1598. Tras la muerte de su hermano Francisco y no teniendo él mismo descendencia masculina, nombró sucesor al hugonote Enrique de Navarra, lo cual dio inicio a un conflicto de sucesión (guerra de los Tres Enriques).

En mayo de 1588, el alzamiento armado de los partidarios de la Liga («día de las barricadas») le obligó a abandonar París y buscar refugio en Chartres. Así mismo, se vio obligado a convocar los Estados Generales. Al verse derrotado, se alió con Enrique de Navarra para invadir París, pero poco antes de hacerlo fue asesinado.