Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

José Gil Fortoul

(Barquisimeto, 1861 - Caracas, 1943) Historiador, escritor y político venezolano, uno de los principales divulgadores del positivismo en su país. Adscrito a la llamada escuela positivista venezolana, su obra presenta rasgos que la distinguen por su voluntad de incorporar diferentes corrientes de pensamiento: evolucionismo, darwinismo y liberalismo.


José Gil Fortoul

Hizo sus primeros estudios en el colegio La Concordia, de El Tocuyo, pueblo próximo a su ciudad natal, y se doctoró en derecho en la Universidad de Caracas en 1885, con la tesis El consumo se limita con la producción. Fue miembro fundador, en 1882, de la Sociedad de Amigos del Saber, institución que congregó a los adeptos venezolanos de la filosofía comtiana.

Durante once años fue representante diplomático de su país en Inglaterra, Francia, Suiza y Alemania. En esta primera etapa publicó las novelas Julián (1888), ¿Idilio? (1892) y Pasiones (1892); reunió sus crónicas literarias en El humo de mi pipa (1891), y escribió los tratados Filosofía constitucional (1890), donde elabora una reflexión evolucionista de las formas de gobierno y los poderes, y Filosofía penal (1891), donde aborda los asuntos penalistas desde los postulados de la escuela criminológica italiana de Lombroso y Ferri. En sus novelas, en las que puede verse la influencia del Stendhal de El rojo y el negro, del naturalismo de E. Zola y el psicologismo de Paul Bourget, escenificó el conflicto entre impulsividad y racionalidad.

La segunda etapa de su trayectoria se inició con su breve regreso al país, a finales del siglo XIX, y la elaboración de su principal obra: la Historia constitucional de Venezuela, encargada en 1898 por el gobierno, desarrollada durante el desempeño de nuevas misiones diplomáticas, y publicada, en dos tomos, en Berlín, en 1907 y 1909. La influencia de esta obra en la historiografía venezolana ha sido considerable, y las divisiones y definiciones de los períodos estudiados en ella, tales como la Oligarquía Conservadora (1830-1848) y la Oligarquía Liberal (1848-1863), han permanecido vigentes casi hasta la actualidad.

De regreso a Venezuela, inició una tercera etapa marcada por el desempeño de cargos oficiales, de ministro de Instrucción Pública (1911-1912) a presidente encargado de la República (agosto 1913-abril 1914), y la misión que lo llevó a Berna a negociar (1917-1924) el problema limítrofe entre Venezuela y Colombia, que no dio los frutos que él esperaba y marcó el final de su actividad política.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos