Fermín Galán

(San Fernando, 1899 - Huesca, 1930) Militar español. Ha pasado a la historia por ser, junto al capitán Ángel García Hernández, el defensor de la República que perdió la vida por la causa en el fallido alzamiento de Jaca de 1930. Al igual que sus dos hermanos, Francisco, que llegó a coronel del ejército republicano, y José María, que estuvo al mando del XI y XII Cuerpo de Ejército, Fermín pronto se inclinó por la carrera de las armas. Así, en 1915 ingresó en la Academia de Infantería. Sirvió en Marruecos en el cuerpo de Policía indígena y en la Legión. Participó en la conspiración de la Noche de San Juan (1926) contra la dictadura de Primo de Rivera, por lo que fue degradado y encarcelado.

Cumplió los primeros tres años de condena en Montjuich, aunque en 1930 fue amnistiado y repuesto en su grado de capitán. Poco después volvió a sublevarse y proclamó, junto al capitán García Hernández, el 12 de diciembre de ese mismo año, la República. El hecho de que ambos capitanes no esperaran a la teórica conspiración general antimonárquica y decidieran sublevarse por su cuenta explica que su movimiento no fuera secundado como cabría esperar y, tras una corta lucha, ambos fueron hechos prisioneros, juzgados en un consejo de guerra sumarísimo y fusilados en el mismo día, el domingo 14 de diciembre.

Con la llegada de la República, el 14 de abril de 1931, Galán y García Hernández recibieron el tratamiento de héroes nacionales. Sus rostros, reproducidos por doquier, fueron iconos del movimiento republicano y sus nombres fueron utilizados para componer canciones e himnos patrióticos. Afín al movimiento anarquista internacional y a las aspiraciones de los grupos obreros más radicales, Galán expuso su ideario político y social en una obra teórica, cuajada de referencias utópicas para la solución de los problemas sociales, que tituló Nueva Creación.