Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Gabriel González Videla

(La Serena, 1898 - Santiago, 1980) Abogado y político chileno, presidente de la República de 1946 a 1952. Hijo de Gabriel González y de Teresa Videla, cursó sus estudios secundarios en el Liceo de La Serena. Posteriormente ingresó en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, donde obtuvo su título de abogado en 1922. Durante su período de estudiante ingresó como militante en el Partido Radical. Por esta formación política fue elegido diputado por Coquimbo, y sirvió el cargo parlamentario entre 1930 y 1939.

En ese último año, y cuando todavía no había terminado su período como diputado, fue designado embajador de Chile en Francia por el presidente Pedro Aguirre Cerda. Más tarde, el presidente Juan Antonio Ríos lo designó en el cargo de embajador ante Brasil. Regresó al país en 1945 y fue elegido senador por Tarapacá y Antofagasta, cargo en el que permaneció hasta 1946, cuando resultó ganador de las elecciones presidenciales. Su postulación a la presidencia de la República representaba al Partido Radical y contó con el apoyo del Partido Comunista y una fracción del Partido Socialista.

Su primer gabinete incorporó a representantes de los partidos Radical, Liberal y Comunista, lo que causó una división entre los radicales, en la que la corriente contraria a los comunistas formó la Acción Chilena Anticomunista. Esta fracción se había opuesto internamente a la candidatura de González Videla en representación del radicalismo, por su marcada inclinación hacia los comunistas.

Al poco tiempo, el presidente denunció una conspiración del Partido Comunista y unas acciones de espionaje de parte de la embajada soviética, por lo cual reemplazó a los ministros comunistas, rompió relaciones diplomáticas con la Unión Soviética y los demás países socialistas, y presentó al parlamento el proyecto de la ley de defensa de la democracia, para declarar fuera de la ley a los comunistas, la cual fue promulgada el 3 de septiembre de 1948.

Como consecuencia de ello, los militantes comunistas fueron borrados de los registros electorales y perseguidos por la policía. Esas medidas del gobierno motivaron una nueva división del Partido Radical, del que se separaron en ese momento los partidarios de la unidad con los comunistas, los cuales formaron el Partido Radical Democrático, que se incorporó a la oposición formando parte del FRAS, junto a la Falange Nacional, el Partido Agrario Laborista y el Partido Socialista. Por su parte, el gobierno estructuró una alianza con los radicales, liberales, conservadores tradicionalistas y democráticos, en la Concentración Nacional.

En 1950, ante el descontento popular generalizado provocado por la incapacidad para frenar la inflación y para solucionar los problemas de tipo cambiario, el presidente González Videla decidió configurar un gobierno llamado de sensibilidad social, integrando en el gabinete a representantes de la Falange Nacional y del Partido Social Cristiano. Este gabinete no logró concitar el apoyo mayoritario del Congreso, lo que impedía la puesta en vigor de los planes de estabilización del nuevo ministro de Hacienda.

Del gobierno de González Videla (1946-1952) cabe destacar la fundación de la Universidad Técnica del Estado, sobre la base de la Escuela de Minas y la Escuela de Artes y Oficios, la inauguración de la siderúrgica de Huachipato y de la fundición de Paipote. Además comenzaron a operar varias centrales hidroeléctricas de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDESA) y se desarrolló un amplio plan de inversión en infraestructura vial, terminando la Carretera Panamericana entre Santiago y La Serena y el camino internacional entre La Serena y San Juan (Argentina). Se creó la Industria Azucarera Nacional (IANSA) y se amplió la explotación petrolífera en Magallanes. En otro orden de cosas, se otorgó el derecho a voto a las mujeres y fueron elegidas las primeras mujeres que ocuparon puestos parlamentarios en Chile.

Un punto aparte requiere el impulso que dio en su gobierno al Plan Serena, iniciativa que consistió en un vasto programa de inversiones destinadas al embellecimiento de la ciudad natal del presidente. En virtud de este plan se construyeron hoteles y establecimientos educacionales, se modernizó el hospital, se construyeron jardines y se instalaron estatuas en las vías públicas, todo ello destinado a potenciar las posibilidades turísticas de la ciudad.

Dejó el mando de la nación el 4 de noviembre de 1952, traspasando el cargo a Carlos Ibáñez del Campo. Después de esta fecha, González Videla se retiró completamente de la actividad política, incluso de la vida partidaria. Sólo hizo una excepción para aceptar un cargo como miembro del Consejo de Estado formado durante el gobierno militar de Augusto Pinochet.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos