Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Xanana Gusmão

(José Alexandre Gusmão; Manatuto, Timor Oriental, 1946) Líder histórico del movimiento independentista de Timor Oriental. Conocido con los sobrenombres de Xanana Gusmão y Kay Rala desde su época de guerrillero, Gusmão lideró el proceso hacia la independencia y se convirtió en 2002 en el primer presidente de un nuevo país, la República Democrática de Timor Leste.


Xanana Gusmão

Quizás porque lo es de verdad, al líder indiscutido de la resistencia timorense nunca le gustó que lo llamasen líder. "Mi pueblo me llama hermano, hijo. Sólo soy un hermano con mayores responsabilidades", suele decir. La sencillez, la modestia y la perseverancia fueron siempre rasgos sobresalientes de este autodidacta que no llegó a terminar los estudios secundarios en la escuela católica de la misión Nuestra Señora de Fátima, en la localidad de Dare, porque se vio obligado a ganarse la vida. De su formación cristiana extraería un profundo sentido humanista y la capacidad de percepción de los sufrimientos de su pueblo, que lo conducirían a militar en el Frente Revolucionario por la Independencia de Timor Oriental (FRETILIN).

Nacido en el seno de una familia humilde y numerosa (su padre, maestro de escuela, sería una de las víctimas de la atroz matanza que desencadenó el Ejército indonesio y sus milicias paramilitares tras el triunfo independentista en el referéndum del 30 de agosto de 1999), Xanana Gusmão hubo de dejar pronto los estudios y trasladarse a la capital para buscar trabajo; allí logró emplearse como ayudante de un topógrafo. Más tarde pasaría a ejercer el periodismo en la emisora A Voz de Timor, lo que le abrió un campo más propicio para desarrollar sus cualidades.

Volcado decididamente a la lucha independentista, muy pronto destacó por su honradez, su firmeza y su innegable carisma. Fue nombrado adjunto al jefe del departamento de información del FRETILIN, y cuando en diciembre de 1978 cayó en combate el comandante de la guerrilla de liberación (las FALINTIL, Fuerzas Armadas de liberación e Independencia de Timor Oriental), Gusmão ocupó su puesto. Su talla de líder era ya evidente; en 1987 alcanzó uno de sus objetivos políticos más ambiciosos con la creación del Consejo Nacional de la Resistencia Timorense (CNRT), que agrupaba a todas las tendencias independentistas. En 1992 fue capturado por las fuerzas indonesias y condenado a cadena perpetua.

En la cárcel, la figura de Gusmão no hizo más que crecer como la del máximo dirigente de la lucha por la emancipación de Timor Oriental, además de exhibir otras facetas. La política nunca fue su única actividad: le gusta pintar (la venta de sus cuadros constituyó una modesta manera de recaudar fondos para la resistencia), escribe poesía (su libro Mauberiadas mereció dos premios literarios) y publicó el ensayo Timor Oriental: un pueblo, una patria, que fue prologado por el ex presidente portugués Mario Soares.

Gusmão no sería liberado hasta 1999, después de la irrefutable victoria independentista en el referéndum que él venía exigiendo desde 1995. El resultado del referéndum de 1999 no fue aceptado por Indonesia y la ONU hubo de intervenir en el conflicto. Naciones Unidas supervisó el proceso de independencia del país que culminó en 2002 con la celebración de elecciones presidenciales. En ellas Gusmão obtuvo una clara victoria y se convirtió en el primer presidente de Timor Oriental. El horror sufrido por su pueblo podía haber disparado la venganza. Sin embargo, sus esfuerzos se dirigieron a evitarla: al salir de la prisión ofreció una amnistía para todos los crímenes políticos ejecutados por el ejército indonesio y sus bandas paramilitares.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos