Hatshepsut

(?, 1520 a.C.-?, 1484 a.C.) Reina de Egipto de la XVIII dinastía. Subió al trono tras la muerte de su esposo, Tutmés II, hijo bastardo de Tutmés I, basándose en su autoproclamada condición de hija del dios Amón. De esta manera se produjo un hecho absolutamente excepcional en la historia de Egipto: que el país estuviese gobernado por una mujer. Hatshepsut abandonó el militarismo de sus antecesores y se apoyó en la burocracia y la jerarquía sacerdotal para mantenerse en el poder. Algunos de sus colaboradores, como Senenmut y Hapusenb (ambos figuras destacadas del culto a Amón), acumularon un gran poder. A su muerte fue sucedida por su sobrino Tutmés III, hijo de Tutmés II y una concubina, quien se casó con una de sus hijas, ya que ella tampoco tuvo descendencia masculina.