Flavio Honorio

Primer emperador romano de Occidente (Constantinopla, 384 - Rávena, 423). Tenía once años cuando murió su padre, Teodosio I, dividiéndose definitivamente el Imperio Romano en dos entidades políticas agrupadas en torno a las dos capitales de hecho: Honorio heredó la parte occidental con capital en Roma (que trasladaría a Rávena en 404), mientras que su hermano mayor, Arcadio, recibía la parte oriental con centro en Constantinopla (395).


Flavio Honorio

Con Honorio se inician ochenta años de patética supervivencia del Imperio de Occidente, debilitado por los ataques de los bárbaros. Durante su minoría de edad, el poder quedó en manos de Estilicón como regente, jefe del ejército y suegro del emperador (pues le casó sucesivamente con dos de sus hijas). Finalmente, Estilicón fue asesinado, con la aquiescencia de Honorio, en una conjura senatorial contra su política de integración de los germanos y sus supuestos planes para usurpar la Corona imperial (408).

La muerte de Estilicón dejó al Imperio de Occidente indefenso frente a los germanos: los visigodos de Alarico I invadieron la Galia, tomaron Roma y asediaron al emperador en Rávena (410). Luego la presión de los bárbaros fue contenida por un nuevo jefe del ejército, Constancio, que era cuñado de Honorio; éste le asoció al Trono como co-emperador en 421; pero, muerto Constancio III en aquel mismo año, Roma quedó de nuevo inerme frente a los germanos asentados en su territorio. Honorio murió sin descendientes, pasando el Imperio a su sobrino Valentiniano III, que era hijo de Constancio.