Huáscar

(Cuzco, Perú, 1491-Cotabamba, id., 1532) Soberano inca. Llamado oficialmente Tupic Cusi Hualpa, fue el duodécimo Inca del Tahuantinsuyo. Era hijo de Huayna Cápac y de su esposa legítima Araua Ocllo. Tras la conquista de Quito, su padre la convirtió en segunda capital y residencia del Inca, viviendo en ella con una princesa quiteña y el hijo que había tenido con ésta, Atahualpa. Huáscar, por su parte, siguió residiendo en Cuzco junto a su madre.


Huáscar

A la muerte de Huayna Cápac, en 1525, Huáscar fue proclamado Inca con el apoyo de la nobleza tradicional y en contra de la última voluntad de su padre. Coronado en Cajamarca, fue reconocido en todo el imperio, excepto en el reino de Quito, donde gobernaba su hermanastro Atahualpa, que fue elegido Inca por el ejército y el pueblo.

Estalló entonces la guerra civil y los dos hermanos se enfrentaron en Riobamba. Atahualpa, que disponía del ejército del norte y había establecido su base en Cajamarca, envió sus fuerzas contra Cuzco. Aparte de las pretensiones de ambos por ceñirse la mascapaisha, símbolo de la autoridad del Inca, en el sangriento conflicto concurrieron otras causas, entre ellas los intereses de la vieja nobleza y el clero, que apoyaban a Huáscar, y de los generales, quienes hacían lo propio con Atahualpa.

La guerra se prolongó hasta 1533, cuando los ejércitos rivales se enfrentaron en la batalla de Cotabamba, junto al río Apurímac. Si bien inicialmente la suerte favoreció a las tropas de Huáscar, éste cayó en una emboscada tendida por los generales de Atahualpa, Quisquis y Calicuchima, en Gusavara. Atahualpa recibió la noticia de la victoria sobre su hermanastro cuando él también era prisionero de los conquistadores españoles, que lo habían sorprendido en Cajamarca. Aun así, Atahualpa ordenó que fuese ejecutado, y con él sus hermanos, esposas e hijos. La guerra entre los dos hermanastros debilitó el Imperio inca y favoreció los planes de conquista de Francisco Pizarro.