Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

García Hurtado de Mendoza

(García Hurtado de Mendoza y Manríquez; Cuenca, 1535 - Madrid, 1609) Virrey del Perú (1589-1597). Fue gobernador de Chile (1556-1561), donde derrotó a Caupolicán (1557) y se encargó de organizar la administración española. Durante su etapa como virrey del Perú, apresó a Hawkins (1594) y mejoró las finanzas y la administración.


García Hurtado de Mendoza

Hijo de Andrés Hurtado de Mendoza, marqués de Cañete, a los catorce años entró al servicio de la Casa Real de España, y siguió la carrera de las armas. Combatió en Italia, Francia y Flandes al servicio de Carlos V. Se encontraba en Londres con el infante Felipe cuando su padre fue nombrado virrey del Perú, y hubo de acompañarlo a tierras americanas.

Debido al fallecimiento del gobernador de Chile, Jerónimo de Alderete, Hurtado de Mendoza fue nombrado para ese cargo por su padre a la edad de 21 años. Con una comitiva de 450 hombres, entre ellos Alonso de Ercilla, se embarcó para Chile y llegó a La Serena, donde tomó posesión de su cargo en 1557. Ya en Santiago, y como primera medida como gobernador, apresó y envió al Perú a Francisco de Aguirre y a Francisco de Villagra, por una disputa que sostenían sobre la sucesión de Pedro de Valdivia.

A García Hurtado de Mendoza le correspondió realizar la campaña de pacificación de Arauco. Organizó para ello un ejército compuesto de 500 españoles y cerca de 4.000 indios auxiliares que participó en las batallas de Lagunillas y Millarapue, donde su ejército se enfrentó al toqui Caupolicán. Hizo repoblar Concepción y mandó reconstruir el fuerte de Tucapel; en 1558 fundó Osorno.

Hurtado de Mendoza envió además una expedición al estrecho de Magallanes, en la que se tomó posesión del territorio en nombre del rey y del gobernador. Trasladó Los Confines a las llanuras de Angol, cambiándole el nombre por Los Infantes o San Andrés de Angol (1559). En la región de Cuyo mandó fundar Mendoza (1561), y logró asentar la dominación española al norte del Biobío y Cuyo.

Su actitud autoritaria y la posible enemistad con otros conquistadores motivaron quejas en España, y en 1561 fue destituido por Felipe II. Regresó a Perú, donde fue sometido a un juicio de residencia del que salió absuelto gracias a las influencias de su familia, y viajó luego a España, donde continuó al servicio del rey. Heredó el título nobiliario de su padre y en 1589 fue nombrado virrey del Perú.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos