Paco Ibáñez

(Valencia, 1934) Cantautor español, de nombre completo Francisco Ibáñez Gorostidi. Hijo de un ebanista valenciano y de madre vasca, pasó parte de la Guerra Civil en Barcelona hasta que, por causa de las ideas anarquistas del padre, tuvieron que exiliarse en Francia. En 1952 comenzó a estudiar guitarra. En París, asistió a los cursos de la Scola Cantorum, estudios que continuó con el guitarrista clásico Andrés Segovia.


Paco Ibáñez

Empezó a sentir atracción por la poesía y leyó a Brassens, a quien considera su maestro, Góngora, García Lorca y Quevedo. Desde entonces se dedicó a poner música a la poesía en lengua española. En su primer álbum, Lorca y Góngora, editado en 1964 e ilustrado por Salvador Dalí, recopiló poemas de Luis de Góngora y Federico García Lorca. El disco constituyó todo un golpe en el contexto de la canción española.

En 1967 vino a España a cantar por primera vez, dando recitales en Madrid y Barcelona. En TVE cantó su versión del poema Andaluces de Jaén, de Miguel Hernández. En 1969, su interpretación del poema A galopar de Rafael Alberti hizo de él un símbolo de la lucha contra la dictadura franquista. Ese mismo año tuvo una excelente acogida en el Olympia, y, un año después, en varios países de América Latina.

Permaneció en España hasta 1971, pero luego volvió a Francia, en parte por la presión del franquismo, ya que estaba considerado como uno de los cantautores más críticos del régimen. En 1973 la Dirección General de la Seguridad le prohibió cantar en todo el territorio nacional. Tras la muerte del general Franco y el inicio de la democracia, volvió a los escenarios españoles.

En 1978 grabó un disco en el que la mitad de los temas estaban dedicados a Neruda. Intervino en diversos festivales, entre ellos, el Festival por la libertad, celebrado en Ordizia, con motivo del aniversario de la disidente de ETA asesinada "Yoyes" y en el festival Contra el miedo, organizado en San Sebastián, por su amigo y cantautor Imanol. Adaptó versos de otros autores como Gabriel Celaya, Blas de Otero o León Felipe. Entre todos los álbumes de Ibáñez cabe destacar España de hoy y siempre (1992) y el que dedicó integramente en 1979 a la adaptación española de las canciones de Georges Brassens.

En su repertorio se encuentran temas como A galopar (Alberti), La más bella niña (Góngora), Consejos para un galán, Romance del desterrado, Aristóteles dijo, El testamento, Me llamarán, nos llamarán (Otero), Canción para un maño (Brassens), La balada del que nunca fue a Granada, Nocturnos o Triste historia. En 2002, tres años después de la muerte de Goytisolo, Paco Ibáñez presentó un nuevo disco dedicado por completo al poeta catalán, en el que recuperaba los temas que popularizó en los años sesenta y setenta, como El lobito bueno, Me lo decía mi abuelito o Palabras para Julia.