Infanta Isabel de Castilla

(1519? - 1565?) Aristócrata española, hija ilegítima del emperador Carlos V y de la reina Germana de Foix. De la mucha descendencia ilegítima que dejó el emperador Carlos, Isabel de Castilla es la más desconocida de todas ellas, ya que en las crónicas y de documentos de la época se silenciaron todos los datos referentes al nacimiento de Isabel, al ser el fruto de una relación incestuosa entre el joven rey español y la segunda esposa de su abuelo.

El encuentro entre sus padres se produjo en Valladolid, en 1517. Carlos de Gante era un joven príncipe de 17 años y la reina Germana, que había enviudado el año anterior, tenía 29 y aún era una hermosa dama. Es posible sospechar que Carlos, en una corte extraña y rodeado de gentes que no hablaban su lengua materna, encontraría acomodo pronto en la viuda de su abuelo, que sí hablaba francés. De hecho, la gran mayoría de los cronistas destaca la excelente relación existente entre Carlos y Germana, aunque la mayoría de las fuentes silencian tratos más afectivos que los obvios, ya que el testamento del Rey Católico hacía especial referencia a que el heredero de sus reinos debía preocuparse por el futuro de la reina viuda.

Durante su primera estancia en Castilla, Carlos residió principalmente en Valladolid, en uno de los palacios de la villa, mientras que la reina Germana residía, junto a otras damas de la corte, en el palacio contiguo. Un cronista flamenco contemporáneo, Laurent Vital, autor del Primer voyage de Charles-Quint en Espagne, describe que el emperador mandó construir un puente entre ambos palacios "hecho para el disfrute de las gentes de bien, y sobre todo para los enamorados, ya que fácilmente podían pasar por él para visitar a sus amantes y damas". En una de estas idas y venidas entre palacios, parece que el futuro emperador se extralimitó un tanto en las disposiciones testamentarias de su abuelo para con la viuda de éste.

Teniendo en cuenta que la reina Germana volvió a contraer matrimonio en junio de 1519 con el marqués de Brandemburgo, el nacimiento de Isabel de Castilla debió de acontecer en Valladolid durante el año de 1518 o en los primeros meses de 1519. Como el devenir de Germana se alejó de Castilla, pues figura como virreina de Valencia desde 1523, no se sabe cuál fue el futuro de la infanta. En el testamento de Germana, efectuado en 1536, figura la donación de un valiosísimo collar de perlas para una casi desconocida "Isabel de Castilla, hija de la Majestad del Emperador".

Por otra documentación se sabe también que tanto el último esposo de Germana de Foix, el duque de Calabria Fernando de Aragón, como la propia emperatriz Isabel, esposa legítima de Carlos V, conocían la existencia de Isabel de Castilla. En 1537, Isabel tendría unos dieciocho años y es de suponer que sería una de las muchas damas de la corte imperial y que residiera en la misma hasta su muerte, acontecida en fecha incierta.