Ivy Queen

(Nombre artístico de Martha Ivelisse Pesante; Puerto Rico, 1972). Cantante y compositora puertorriqueña. Al pensar en Ivy Queen lo primero que viene a la mente de cuantos la conocen es la ropa de diseño y las espectaculares largas uñas que definen su imagen. Pero esta artista de Puerto Rico no es sólo una fachada. Su gran capacidad artística le ha valido ser conocida mundialmente como la Reina del Reggaeton. Actualmente, sus temas de hip hop y rap español se oyen en emisoras de radio de todo el mundo.

Ivy Queen nació en la población de Añasco pero su vida familiar le llevó a trasladarse de muy joven a Estados Unidos, concretamente a Nueva York. Allí empezó a acercarse a la música escribiendo canciones y participando en algunos concursos. Eran tan sólo los primeros pasos de esta prometedora artista.


Ivy Queen

Unos años después Ivy Queen decidió regresar a su Puerto Rico natal y empezar a impulsar su carrera musical. Fue en su país donde entró en contacto con DJ Negro, que la incluyó en su proyecto Noise. Representó un paso importante en su vida profesional, ya que en este colectivo de artistas dedicados al rap fue donde consiguió su primer éxito profesional al componer Somos raperos pero no delincuentes.

Esta canción y su experiencia en Noise fueron el punto de partida para el lanzamiento individual de Ivy Queen. Era el momento ideal porque, además, los responsables de su discográfica aprovecharon que la cantante empezaba a ser conocida justo cuando la popularidad de las dos únicas mujeres que se dedicaban a hacer rap, Fransheska y Lisa M, estaba ya en etapa de decadencia.

En 1997 se publicó su primer disco, En mi imperio. Domingo Quiñones y Dayanara Torres colaboraron en este trabajo cuyos dos singles, Pon Atención y Como Mujer lograron ser discos de Oro y Platino gracias a las espectaculares cifras de ventas conseguidas. Ese mismo año recibió el premio Artistas’97 que la reconoció como Cantante de Rap favorita de la Juventud y participó en dos populares eventos musicales: La batalla del Rap: Panamá versus Puerto Rico y el primer Festival de Rap & Reggae Nacional.

El gran éxito que vivió Ivy Queen en esta época hizo que en 1998 la multinacional Sony se hiciera cargo de la publicación de su segundo disco, The Original Rude Girl. Contó con la colaboración de Chezina y Alex D’Castro en las canciones The King and the Queen y La Realidad e incluso el rapero Wyclef Jean grabó con ella Interlude in the zone.

En el año 2000 la cantante decidió regresar a Nueva York, donde llevó a cabo diversas colaboraciones musicales y participó en la realización de algunos discos: Boricuas Ny, Dj Nelson the Flow y The Magestic. Pasado algún tiempo, en el 2003, la discográfica Real Music editó su tercer título, Diva. Artistas como Don Omar, El Mexicano y K-7 trabajaron con ella.

La carrera de Ivy Queen estaba ya plenamente consolidada cuando en el 2004 apareció el Diva Platinum Edition, un recopilatorio de algunos de los éxitos que la han hecho famosa internacionalmente a lo largo de todos estos años: Papi te quiero, Me acostumbré, Tú no puedes y Quiero bailar, entre otros temas. A finales del mismo 2004 apareció en el mercado internacional Real, su último trabajo hasta ahora. Sus dos primeros sencillos fueron La Chica Ideal y Rociarlos, cuyo videoclip rodó con Héctor El Bambino.

Las canciones de Ivy Queen se caracterizan por difundir un mensaje a favor de la mujer. Muchas de ellas se centran en reflejar su problemática y la situación que viven en Puerto Rico, especialmente como las tratan sus maridos. Así por ejemplo uno de sus hits, Tuya Soy, se convierte en un canto al respeto que merece la mujer de su país.