San Juan de Ribera

(Sevilla, 1532 - Valencia, 1611) Prelado español. Descendiente de una familia noble, era hijo natural de Pedro Enríquez y Afán de Ribera y Portocarrero, duque de Alcalá y marqués de Tarifa, y posteriormente virrey de Cataluña y de Nápoles. En 1536 obtuvo del nuncio apostólico la dispensa por su ilegitimidad (ex defectu natalium) y en 1544 recibió la tonsura clerical. Pasó después a Salamanca, donde estudió cánones, artes y teología (1544-1561).


San Juan de Ribera (detalle de
un retrato de Luis de Morales)

En 1562 fue nombrado obispo de Badajoz y, en 1568, patriarca de Antioquía y arzobispo de Valencia, cargo éste último que ocupó hasta fallecimiento. Su misión al frente del arzobispado de Valencia era gestionar los graves problemas planteados por los moriscos valencianos. Juan de Ribera desarrolló una intensa actividad en su diócesis: reformó las estructuras diocesanas aplicando los principios del Concilio de Trento, impulsó la regeneración del clero (para cuya formación creó el Colegio de Corpus Christi), fundó nuevos conventos y visitó constantemente las poblaciones de la diócesis, pero sus planes para la catequización de los moriscos terminaron en fracaso. Al fin, tras treinta años de frustrados intentos, se convirtió ante el rey en el más firme abogado de su expulsión, que tuvo lugar en 1609.

De entre las numerosas obras de San Juan de Ribera merecen destacarse Cartilla i breu descripció de la doctrina cristiana (1571), Regla y constituciones de las monjas reformadas descalzas agustinas (1598), Catecismo para instrucción de los nuevamente convertidos moros (1609) y Regla y constituciones de la capilla del colegio y seminario del Corpus Christi (1610), además de numerosas cartas pastorales y escritos doctrinales que han permanecidos inéditos. Beatificado por Pío VI (1775-1799) en 1796, Juan de Ribera fue canonizado por el papa Juan XXIII (1958-1963) en 1960. Su festividad se celebra el 19 de enero.