Mario Alberto Kempes

(Bell Ville, 1954) Futbolista argentino. Cursó los estudios primarios en una escuela pública de su ciudad natal y, casi a la vez, empezó a jugar al fútbol en el equipo de su barrio, el Platense, del que pasaría al Talleres de Bell Ville, después al Córdoba y más tarde al Rosario Central. En 1974 le llegó su gran oportunidad al ser seleccionado para jugar la Copa del Mundo, celebrada en Alemania. Y en 1976 debutó en el fútbol español al fichar por el Valencia.

Su primera temporada en el club valenciano no pudo ser mejor, ya que consiguió el "Pichichi" al marcar 24 goles, título que volvió a ganar en 1978, con una marca de 28 tantos. Al finalizar la liga fue convocado por el seleccionador argentino Menotti para intervenir en el Mundial que se disputó en su país de origen, en 1978. En éste se consagró a ser proclamado mejor jugador y máximo goleador, con seis tantos, además de ganar el Campeonato.


Mario Kempes

La temporada siguiente (1978-1979) obtuvo la Copa del Rey al vencer en la final al Real Madrid. En 1980 conquistó la Recopa, frente al Arsenal, y en 1981 frente al Nottingham Forest, la Supercopa. En marzo de 1981 el Valencia traspasó al jugador al equipo argentino del River Plate por 300 millones de pesetas, con el que consiguió el Campeonato Metropolitano.

Después de participar en el Mundial de España, en 1982, probó suerte durante unos días en el fútbol inglés, en el Tottenham Hotspur y luego en el Grashoppers suizo, sin suerte en ambos equipos. Regresó a España, donde jugó en el Hércules, en 1984, y dos años después, en enero de 1986, se enroló en el equipo suizo del Wienner. En la temporada 1989-1990 fichó por el club austríaco del St. Poelten. Después de jugar varios años en Austria, Kempes aceptó retirarse del fútbol en 1992. Regresó a Valencia y se le tributó un encuentro de homenaje el 25 de abril de 1993 y, posteriormente, se incorporó al cuadro técnico del club valenciano.

A finales de 1994 regresó a Argentina para dar clases de fútbol en una Escuela Modelo, en Mendoza. En agosto de 1995 fue contratado como jugador, por el Fernández Vial, equipo chileno de la segunda división. Su presencia en el equipo, a sus 41 años, se consideró un hecho insólito pero también un ejemplo. Demostró que aún se acordaba de cómo marcar goles.