Enrique Rodríguez Larreta

(Buenos Aires, 1875-1961) Narrador argentino, considerado uno de los más importantes exponentes del modernismo en la prosa de ficción. Proveniente de una acomodada familia uruguaya, estudió derecho y se graduó en 1897 con una tesis titulada Apuntes sobre el estanco de tabaco. Fue un gran viajero, diplomático en París entre 1910 y 1919 y profesor de historia medieval en el Colegio Nacional Buenos Aires. Durante los años que residió en España adquirió piezas de arte y mobiliario para sus casas argentinas.

Se inició en el periodismo en 1896, escribiendo en las páginas de La Nación. Publicó su primer relato, Artemis, de estilo modernista, en la revista La Biblioteca que dirigía Paul Groussac. En 1908, y tras cinco años de viajes y tareas de documentación, dio a conocer en Madrid su obra más célebre, La gloria de don Ramiro, subtitulada Una vida en tiempos de Felipe II. La novela está ambientada en la España del siglo XVI y escrita en una depurada prosa de estilo impresionista; Larreta logra el efecto arcaizante mediante una concienzuda elección del léxico y de las construcciones sintácticas. En 1919 se bautizó con el nombre del escritor a una calle de la ciudad española de Ávila, ya que en ella se inicia la acción de esta novela.

Casi dos décadas estuvo sin publicar otro título, hasta la aparición de Zogoibi (1926), en la que cambia radicalmente la ambientación, pues transcurre en el campo de su tierra natal; el autor combina entonces el dialecto castizo con la lengua coloquial argentina. Su producción no volvió a alcanzar las cimas de su primera obra en Orillas del Ebro (1949) ni en Gerardo o la torre de las damas (1953).

Como dramaturgo, su primera pieza, escrita en francés, se estrenó en París en 1917, La lampe dargile, a la que sucedieron La luciérnaga (1923), El linyera (1932), Santa María del Buen Ayre (1935) considerada la mejor y Tenía que suceder (1943). Recogió su poesía en La calle de la vida y la muerte (1941), mientras que Tiempos iluminados (1939) es un libro de memorias. Fue también autor de guiones cinematográficos y televisivos, recopilados en Tres films (1951). Entre su ensayística cabe citar Las dos fundaciones de Buenos Aires (1933) y La naranja (1947). Miembro correspondiente de la Real Academia Española, integró además la Academia Nacional de Historia en Argentina.

Larreta, el gran prosista del modernismo hispanoamericano, busca a España en Castilla y el espíritu español en los tiempos de Felipe II, y no concibe después el alma y la tierra argentinas sin la presencia o el recuerdo de España. No es un caso aislado en Hispanoamérica en tal sentido; pero sí que es un caso singular en su prosa y en su creación literaria, con Reyles y pocos más, junto a otras figuras más "literalmente" americanas, pero no más literariamente ilustres, como Güiraldes, Rivera, Gallegos, Azuela y algunos otros. Los últimos años de su vida residió en un palacete de la capital argentina, en el cual quedó depositada su biblioteca personal y una importante colección de arte hispánico. En 1962 las autoridades platenses convirtieron la residencia del escritor en el Museo de Arte Español Enrique Larreta.