Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Bruce Lee

(San Francisco, 1941 - Hong Kong, 1973) Luchador de artes marciales y actor estadounidense. Auténtico mito del cine de artes marciales, Bruce Lee es uno de los iconos de la cultura popular del último tercio del siglo XX. Como impulsor de un estilo singular de lucha cuerpo a cuerpo, el Jet Kune Do, Lee favoreció un negocio de importancia internacional, concretado en multitud de centros de enseñanza deportiva, publicaciones especializadas, cómics, teleseries y producciones cinematográficas.


Bruce Lee

Sus orígenes en la industria del cine lo sitúan como actor infantil en Hong Kong. Con el nombre de Lee Yeun Kam participó en varios melodramas y comedias de considerable seguimiento popular. Trasladado de nuevo a su tierra de origen, los Estados Unidos, Lee desempeñó diversos oficios, pero sin desatender su formación como luchador y sus estudios de filosofía en la Universidad de Washington.

Si bien se ha exagerado promocionalmente esa etapa de su vida, parece demostrado que parte de la comunidad china en Estados Unidos le recriminó que impartiese lecciones de kung-fu entre sus alumnos occidentales.

Figura compleja, llena de ambiciones, Lee fue ampliando su negocio de enseñanza por toda California, y varias estrellas de Hollywood se interesaron por sus prácticas. Animado por su esposa, acudió a varias audiciones para convertirse en actor de cine, pero en principio tuvo que limitarse a un papel estereotipado: el criado Kato en la teleserie The Green Hornet (1966-1967).

Una intervención especial en Longstreet y su aportación decisiva para el desarrollo argumental de Kung-Fu completaron su carrera televisiva. Decepcionado por sus escasos logros en la industria audiovisual estadounidense, se decidió a emigrar de nuevo a Hong Kong, donde ya era muy conocido.

Allí protagonizó varias producciones de artes marciales que, a pesar de sus carencias técnicas, salieron airosas en taquilla por el carisma de Lee y su capacidad para hacer creíbles sus interpretaciones. Al advertir su rentabilidad como estrella, los ejecutivos norteamericanos quisieron relanzarlo en el mercado interior con una costosa producción, Operación Dragón (1973), de Robert Clouse.

Su muerte, producida en extrañas circunstancias, impidió que pudiese comprobar hasta qué punto se había convertido en un héroe legendario, cuya biografía se confundía con la ficción de sus películas. De ahí que diversos luchadores de Hong Kong reclamasen su herencia espiritual para protagonizar, con nombres muy semejantes al del difunto, películas de acción y aventura.

Lo peculiar de su fallecimiento, debido a una reacción farmacológica, vino a promocionar la carrera de su hijo, Brandon Lee, en quien se quiso ver la sombra de su padre. Protagonista de películas de lucha como las que hicieron famoso a su progenitor, Brandon Lee también falleció en desafortunadas circunstancias, acribillado durante la filmación de una secuencia con armas de fogueo.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos