Osvaldo López Arellano

(Danti, 1921) Militar y político hondureño que fue presidente de la República en dos ocasiones (1966-1971, 1972-1975). En 1939 ingresó en el ejército como recluta y alcanzó el grado de sargento. Obtuvo una beca para la Academia de las Fuerzas Aéreas hondureñas y más tarde siguió estudios en la Escuela de Aviación Militar e Instrucción de Vuelo de EE.UU. A su regreso inició una larga carrera de ascensos, que le llevó a alcanzar en 1947 el rango de teniente, en 1958 el de coronel y en 1965 el de general de brigada. Participó en el movimiento de oficiales que derribó al presidente Julio Lozano Díaz en 1956, que permitió la elección democrática del liberal Ramón Villeda Morales en 1958.

El 3 de octubre de 1963, siendo ya comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y ministro de Defensa, López Arellano derrocó a Villeda, pocas semanas antes de la conclusión de su mandato y de la celebración de elecciones que, según todos los indicios, iban a ser ganadas por el líder liberal Modesto Rodas Alvarado. López Arellano disolvió el Congreso, prohibió la actividad política, declaró el estado de excepción y justificó su intervención por presunta negligencia del gobierno en el control de las infiltraciones comunistas, amenaza escasamente fundamentada. Además de la jefatura del Estado asumió las carteras de Defensa Nacional y de Seguridad Pública.

En 1964 recibió el reconocimiento de EE.UU. que, a cambio, lo presionó para que iniciara un proceso democrático. Así, en febrero de 1965 se celebraron unas elecciones constituyentes y presidenciales que lo legitimaron. Su mandato estuvo caracterizado por la fuerte contestación popular, que quiso erradicar declarando el estado de sitio, suprimiendo las garantías constitucionales, cerrando los periódicos y deteniendo a dirigentes políticos y sindicales. En 1969 afrontó la invasión de territorio hondureño por tropas salvadoreñas en la denominada "Guerra del Fútbol".

En marzo de 1971, en la conclusión de su mandato, convocó unas elecciones generales que dieron la victoria a Ramón Ernesto Cruz, candidato del oficialista Partido Nacional, a quien transfirió sus funciones el 6 de junio. No obstante, el 4 de diciembre de 1972 López, que conservaba la comandancia suprema de las Fuerzas Armadas, lo derrocó en un nuevo golpe de Estado, entre acusaciones de ineptitud en la gestión de la economía y de no haber sabido encauzar el pacto de coalición suscrito por liberales y nacionales en 1971.

Sometido a graves acusaciones de sobornos presuntamente recibidos de la compañía bananera estadounidense United Brands, se negó a que fueran examinadas sus cuentas bancarias, y los militares lo apartaron del poder en un golpe el 22 de abril de 1975. El coronel J. A. Melgar Castro, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas desde el año anterior, asumió la presidencia.