Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Luis XVIII

Rey de Francia (Versalles, 1755 - París, 1824). Conocido por su título de conde de Provenza, era hermano de Luis XVI. Durante el reinado de éste adoptó una postura avanzada, cercana al pensamiento de la Ilustración, e incluso aceptó la Revolución de 1789. Más tarde, sin embargo, la evolución de la Francia revolucionaria le decidió a huir del país en 1791 (el mismo día que el rey era detenido en Varennes cuando intentaba escapar por otro camino); se reunió con su otro hermano (el futuro Carlos X) y empezó a encabezar las intrigas de los emigrados contra el régimen revolucionario, dirigiendo una red de espías y manteniendo contacto con los insurgentes contrarrevolucionarios del interior.

Tras la ejecución de Luis XVI en 1793, se proclamó regente en el exilio, y luego rey por la muerte del delfín Luis XVII (1795). Sin embargo, la causa de la restauración de los Borbones pasó por horas bajas durante el periodo de Napoleón, que presionó a los restantes Estados europeos para entorpecer las actividades del pretendiente.

Después de peregrinar por varios países, las derrotas de Napoleón en 1813-14 le abrieron nuevas perspectivas: con el apoyo de Gran Bretaña y de Talleyrand se abrió paso la idea de poner a Luis en el Trono cuando se consumara la victoria aliada sobre Francia. Desembarcó en Calais y prometió a los franceses establecer una monarquía constitucional, que plasmó en la Carta otorgada de 1814, donde la autoridad del rey quedaba limitada por un Parlamento bicameral y por la garantía de los derechos individuales de los súbditos.

El regreso de Napoleón durante el Imperio de los Cien Días le obligó a refugiarse en Gante hasta que sus partidarios volvieron a imponerse en la batalla de Waterloo (1815). Volvió al poder en una segunda Restauración, tratando de ejercer un gobierno moderado que salvaguardara parte de la herencia revolucionaria y limitara el revanchismo de los ultrarrealistas.

No le fue posible mantener esta vía intermedia y, finalmente, la derecha se impuso en el gobierno desde 1820; dicha línea reaccionaria continuaría bajo el reinado de su sucesor, Carlos X, haciendo inaceptable para los franceses la continuidad de la dinastía borbónica, que sería destronada por una nueva revolución en 1830.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos