Hermanos Lumière

Auguste Lumière (Besançon, Francia, 1862-Lyon, 1954) y Louis Lumière (Besançon, 1864-Bandol, Francia, 1948) Pioneros de la fotografía e inventores del cinematógrafo franceses. Su padre, Antoine, era un conocido pintor retratista que se había retirado para dedicarse al negocio de la fotografía; tanto Louis como Auguste continuaron con el negocio familiar. Louis desarrolló un nuevo método para la preparación de placas fotográficas, que convirtió la empresa familiar en líder europeo del sector.


Los hermanos Lumière

En 1894, Antoine fue invitado a presenciar una demostración del kinetoscopio de Edison. Fascinado por el invento, propuso a sus hijos que buscasen la manera de mejorarlo, ya que se trataba de un aparatoso artilugio, cuyas proyecciones sólo se podían contemplar a través de una ventanilla. Un año más tarde, Louis Lumière había hallado la solución: la primera cámara de cine, que patentó con su nombre; se trataba de un aparato ligero y manejable, pues sólo pesaba unos cinco kilos, y su funcionamiento era mucho más eficiente que el del kinetoscopio de Edison.

Tras una serie de exhibiciones privadas, el 28 de diciembre de 1895 los hermanos Lumière hicieron la primera proyección cinematográfica pública de su invento en el Grand Café des Capucines de París. El éxito fue arrollador: escenas como La llegada de un tren a la estación (L'arrivée d'un train en gare), La crianza de un niño (Le repas du bebé) y El regador regado (L'arroseur arrosé) se convirtieron en verdaderos clásicos de la naciente historia del cine.

A pesar de ello, los Lumière no perdieron de vista su vocación empresarial, que les llevó a diseñar, paralelamente, un método de fotografía en color. En los años siguientes abandonaron la producción de películas en favor de los nuevos profesionales que estaban surgiendo, y prefirieron dedicarse a su empresa y a la mejora de sus productos.

Más info en el monográfico de los Hermanos Lumière.