Ramón de Mesonero Romanos

(Madrid, 1803 - 1882) Escritor y periodista español. Pocos autores han sabido captar en su obra la esencia del Madrid castizo como Mesonero Romanos. Junto al olvidado Serafín Estebánez Calderón y al gran Mariano José de Larra, fue el principal representante de la escuela costumbrista española del siglo XIX, aunque los intereses y estilos de los tres autores poco tuvieran que ver entre sí.


Ramón de Mesonero Romanos

Mientras Estebánez Calderón buscaba sobre todo recrear el color local andaluz en una prosa arcaica y poco natural, y Larra iba más allá de la mera descripción para satirizar los vicios de su sociedad, Mesonero Romanos se situaba en una vía intermedia: sus textos (escritos en un estilo ameno, llano y amable, desprovisto de toda pretensión) constituyen un retrato lleno de vida de las calles, costumbres y gentes del Madrid decimonónico y romántico.

Desde su puesto de funcionario e inspector de obras públicas municipales, tuvo una participación activa en la renovación urbanística de la capital española durante el siglo XIX, de la que sus escritos son fiel reflejo. Su vocación literaria tiene su origen precisamente en esta ocupación, no en balde su primer escrito fue una Guía de Madrid, publicada en 1831.

La excelente acogida que obtuvo por parte del público lo empujó a dedicarse de manera seria y continuada al cultivo de su afición literaria, representada a partir de entonces mediante sus colaboraciones en numerosos periódicos y revistas.

Anhelando un nuevo tipo de publicación que, al margen de las disputas ideológicas de su época, pudiera llegar a un amplio espectro de público, en 1836 fundó el Semanario Pintoresco Español, cuyo título es ya una declaración de principios. En él dio a conocer sus artículos costumbristas, más tarde recogidos en libros como Escenas matritenses (1842) y Tipos y caracteres (1862). En 1880 publicó su autobiografía Memorias de un sesentón.