Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Lewis Henry Morgan

(Aurora, Nueva York, 1818 - Rochester, 1881) Antropólogo estadounidense. Jurista de profesión, su primera publicación versó sobre la cultura de los indios iroqueses (La liga de los ho-dé-no-sau-nee, 1851). Emprendió luego un estudio de la terminología del parentesco en setenta tribus (de Kansas, Nebraska, Missouri y bahía de Hudson), que acabaría ampliando a grupos indígenas de todo el mundo en una obra monumental: Sistemas de consanguinidad y afinidades de la familia humana (1871). Es asimismo autor de La sociedad primitiva (1877), su obra más conocida, en la que teorizó sobre la evolución social y cultural de la humanidad.


Lewis H. Morgan

Afincado en Rochester desde 1844, Lewis Morgan ejerció allí la abogacía e inició sus estudios sobre los indios iroqueses, que extendió luego a otras tribus americanas mediante trabajos de campo; este material y el que reunió sobre otros pueblos del mundo es la base de Sistemas de consanguinidad y afinidades de la familia humana (1871), obra en la que estableció una clasificación universal de los sistemas de parentesco y sus sucesivas etapas, que según Morgan pasarían de una inicial promiscuidad al patriarcado y a la monogamia, formas propias de la civilización.

En la línea de las teorías evolucionistas que dominaban por completo el pensamiento científico y antropológico del siglo XIX, sus estudios sobre los comportamientos tribales llevaron a Lewis Henry Morgan a proponer, en su obra La sociedad primitiva (1877), una teoría sobre la evolución cultural basada en la transición a través de tres etapas: salvajismo, barbarie y civilización. La presencia de ciertas instituciones y técnicas define cada etapa; así, con la escritura aparece la civilización, y la cerámica marca el paso del salvajismo a la barbarie. A su vez, cada etapa puede subdividirse en tres periodos: antiguo, medio y moderno.

Los evolucionistas se habían propuesto trazar el camino seguido por el hombre desde sus orígenes, representados por los pueblos primitivos, hasta el estado llamado de "civilización". Para ello, los evolucionistas elaboraron la noción de "estadio evolutivo". La articulación entre los distintos estadios evolutivos se hace evidente por la permanencia de costumbres, opiniones o fenómenos culturales que han pasado de un estadio a otro, mostrando una situación cultural más antigua que ha evolucionado hacia otras más nuevas. Frente a ello, Morgan sostuvo que la evolución de la humanidad había sido posible gracias a unos "gérmenes primarios del pensamiento". Así, el evolucionismo lineal de este autor aparece como el reconocimiento de una racionalidad que encuentra su fundamento en unas pocas ideas o "gérmenes" cuyo desarrollo permite transformar al salvaje en bárbaro, y al bárbaro en hombre civilizado.

Morgan concibió el proceso de transición hacia el Estado como un largo camino durante el cual una determinada forma de sociedad, la sociedad gentilicia, fue sustituida por otra, la sociedad política. La primera está compuesta por clanes y diversas agrupaciones clánicas, y su gobierno se basa en relaciones puramente personales. El gobierno de la persona se realiza a través del clan, que es, además, donde reside la seguridad del individuo. La sociedad política, por su parte, se halla organizada sobre las bases del territorio y la propiedad privada, y su gobierno actúa sobre las personas a través de relaciones territoriales.

Las tesis de Morgan tuvieron gran influencia sobre la antropología del siglo XIX, especialmente tras su reinterpretación por la teoría marxista de los medios de producción. Si bien con el tiempo sus ideas se mostraron excesivamente simples e incompletas, su intento taxonómico en el estudio de la evolución de la cultura y la sociedad humana proporcionó un nuevo rigor a la antropología y le ha valido la consideración de iniciador de la antropología moderna.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos