Teodoro Moscoso

(José Teodoro Moscoso Mora; Barcelona, España, 1910 - San Juan, Puerto Rico, 1992) Político puertorriqueño, artífice de la Operación Manos a la Obra. Nacido accidentalmente en España (sus padres, Teodoro Moscoso y Alejandrina Mora Fajardo, ambos de Ponce, se encontraban de visita en Barcelona), recibió la educación primaria en la ciudad de Nueva York y prosiguió luego sus estudios en la Escuela Superior de Ponce. Ingresó después en la Escuela de Farmacia de Filadelfia, con la esperanza de seguir los pasos de su padre. Después de tres años, se trasladó a la Universidad de Michigan, en la que se graduó en 1932.


Teodoro Moscoso

Al regresar a Ponce comenzó a trabajar en el negocio de su padre, las Farmacias Moscoso. Más tarde dejó el negocio familiar para iniciarse en la Autoridad de la Vivienda de Ponce. En medio de la Gran Depresión consiguió un subsidio del gobierno federal de Estados Unidos por dos millones de dólares, con los que ayudó a la construcción de mil hogares en la ciudad de Ponce. Este éxito llamó inmediatamente la atención de altos oficiales del Gobierno.

En 1940 Teodoro ingresó al recién fundado Partido Popular Democrático. Sirvió en la Legislatura y ayudó en la visión de la industrialización para Puerto Rico del entonces senador Luis Muñoz Marín. A raíz de los nuevos cambios de agencias y entidades en el Gobierno, se estableció la Compañía de Desarrollo Industrial de Puerto Rico, mejor conocida como Fomento, de la cual Moscoso se convirtió en director ejecutivo en 1942.

Tras la elección de Luis Muñoz Marín como gobernador en 1948, Moscoso pasó a desarrollar la Operación Manos a la Obra, programa concebido, promocionado e implementado por él. Se trataba de un ambicioso proyecto que en su tiempo proveyó las bases para que Puerto Rico se transformara de una sociedad agrícola en una altamente industrializada. Moscoso tuvo un éxito sin precedentes a la hora de atraer inversiones de capital del mundo entero. Entre 1950 y 1970 Puerto Rico se convirtió en el "milagro del Caribe" debido al rápido progreso económico, hasta el punto de que la publicación The Economist se expresó en los siguientes términos: "un siglo de desarrollo económico... logrado en una década".

En mayo de 1961, el entonces presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, le nombró embajador en Venezuela, para luego, en noviembre del mismo año, nombrarle coordinador de la Alianza para el Progreso. Tras el asesinato de Kennedy, Moscoso regresó a su país. En 1966 dirigió la Commonwealth Oil Refining Co., mejor conocida como CORCO. De 1973 a 1976 estuvo nuevamente a cargo de Fomento.