Pánfilo de Narváez

(Valladolid, 1470 - golfo de México, 1528) Conquistador español. Tomó parte en la conquista de Cuba (1512) a las órdenes de Velázquez. Posteriormente fue enviado por éste a México para someter a Cortés, que le atacó en Cempoala, lo hizo prisionero (1520) y lo mantuvo encarcelado tres años. En 1526 organizó una expedición a Florida, muriendo en un naufragio frente a las costas de Texas.


Pánfilo de Narváez

Siendo muy joven se trasladó a Jamaica, donde sirvió a las órdenes de Juan de Esquivel. Participó con el grado de capitán en la expedición de Velázquez de Cuéllar a Cuba (1512), en la que también intervino Bartolomé de las Casas. Exploró las tierras interiores de Cuba, llegando hasta las provincias de Cueyba y Camagüey y fundando varias poblaciones antes de regresar a España. Ya en la Península Ibérica, solicitó el título de adelantado para Velázquez de Cuéllar. Éste, en pago por el favor, le concedió una escuadra de once navíos y siete bergantines con los que se dirigió a México para capturar a Hernán Cortés.

Pánfilo de Narváez trató de negociar su rendición, pero Cortés, más hábil, logró dividir los intereses de los que habían de ser sus captores y provocar la deserción de buena parte de la tropa de Narváez, en principio muy superior en número a la de Cortés, que prolongó deliberadamente las negociaciones con Narváez mientras conseguía minar la adhesión interna de la tropa hacia su caudillo. Debilitado, fue atacado la noche del 24 de mayo de 1520 por Cortés, quien provocó numerosas bajas entre su ejército. Narváez fue herido (perdió un ojo) y encerrado en la fortaleza de Veracruz, para posteriormente ser trasladado a la ciudad de Coyoacán.

A pesar de que Narváez reconoció su derrota y la soberanía de Cortés sobre los territorios mexicanos, éste no se atrevió a ponerlo en libertad hasta 1523, ya que lo consideraba un enemigo peligroso. Narváez se trasladó entonces a España, donde se convirtió en uno de los principales líderes del grupo de opinión cortesano enemigo de Cortés, grupo que comenzaba entonces a conseguir la caída en desgracia del conquistador de México.

En 1526 obtuvo una capitulación para explorar las tierras de la actual Florida, además de su nombramiento como adelantado de las tierras que explorara. Narváez partió del puerto de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) en junio de 1527, al mando de una flota de cinco buques y unos seiscientos hombres, seguramente mal equipada. Se encaminó a Santo Domingo y de allí a Cuba.


Expedición de Pánfilo de Narváez a Florida

Tras sufrir la deserción de algunos de sus hombres y una fuerte tormenta que hundió dos navíos, invernó en la misma Trinidad hasta febrero de 1528, de donde partió finalmente con cinco navíos, unos cuatrocientos soldados y ochenta caballos. No obstante, una nueva tempestad lo hizo naufragar frente a las costas de Florida el 12 de abril de 1528.

Tras reorganizar su tropa, Pánfilo de Narváez se adentró en el interior del país, atraído por los rumores de la existencia de un poblado o lugar rico en oro. Contra el parecer de su oficial Alvar Núñez Cabeza de Vaca, dividió su tropa al mandar a sus navíos hacia el oeste en busca de un puerto en el río Grande, que creían erróneamente cercano. La expedición tierra adentro fracasó, al constatarse la falsedad de la riqueza del país, encontrar la hostilidad de los indígenas y sufrir la escasez de víveres.

Narváez decidió entonces reencontrarse con su flota; al no encontrarla en el lugar que creían, construyeron unas barcas y se hicieron a la mar, navegando cerca de la línea de la costa. Tras atravesar el delta del río Mississipi, en noviembre de 1528 una nueva tempestad hundió las barcas y arrojó a la costa de Texas a los pocos supervivientes, entre los que no se encontraba Narváez, que pereció junto a la mayoría de los expedicionarios.