Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

John Alexander Reina Newlands

(Southwark, 1837-Londres, 1898) Químico británico. Precursor en la elaboración del sistema periódico de los elementos, estableció la ley de recurrencia, en virtud de la cual las propiedades químicas de los elementos ordenados según su masa atómica se repiten con cierta periodicidad, ley que demostró para varias series de ocho elementos, conocidas como octavas de Newlands.

Los trabajos de John Newlands, que estudiaban la distribución de los elementos químicos en función de su peso atómico, fueron uno de los pasos que conducirían al establecimiento de la tabla periódica de los elementos. Mendeléiev llegó a conclusiones similares, aunque ambos científicos carecían de noticias acerca de las experiencias del otro; de hecho, los estudios de Newlands fueron recibidos con escaso interés en su tiempo, situación que cambió cuando ya en los últimos años de su vida obtuvo diversos reconocimientos por su contribución a la química.

En 1864, Newlands observó que si se ordenaban los elementos según sus pesos atómicos en orden creciente, el octavo elemento a partir de uno cualquiera tenía características muy similares al primero. Ello le condujo a establecer la llamada ley de las octavas: "Ordenando los elementos en orden creciente con respecto a su peso atómico, el octavo elemento tiene propiedades muy parecidas al primero; el noveno al segundo; etc., igual que ocurre con las notas de la escala musical."

Dejando aparte el hidrógeno, los siete elementos siguientes (litio, berilio, boro, carbono, nitrógeno, oxígeno y flúor) difieren mucho en sus propiedades, pero los siete siguientes (sodio, magnesio, aluminio, silicio, fósforo, azufre y cloro) son muy parecidos a los correspondientes de la primera octava. La tercera octava comienza con el potasio, análogo al litio y al sodio, al que sigue el calcio, similar al berilio y al magnesio; más allá de este elemento, la ley de las octavas de Newlands ya no puede aplicarse, puesto que los siguientes elementos ya no guardan ninguna analogía con los que les corresponden en las octavas anteriores.

Aunque las octavas de Newlands significaron una meritoria tentativa de clasificación de los elementos en grupos y periodos, en su momento su idea fue del todo incomprendida por la comunidad científica, que juzgó arbitraria su clasificación en series de ocho; algunos miembros de la Royal Society llegaron a burlarse abiertamente de él, aconsejándole que ordenara los elementos alfabéticamente.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos