Tatum O'Neal

(Tatum Beatrice O'Neal; Los Ángeles, 1973) Actriz estadounidense. Hija del actor Ryan O'Neal y de la actriz Joanna Moore, debutó en el cine al lado de su padre en la excelente película Luna de papel (1973), de Peter Bogdanovich, por la que recibió, con apenas nueve años, el Oscar a la mejor actriz secundaria.

Se convirtió así en la persona más joven de la historia galardonada con un premio de la Academia. La pequeña Tatum realizó la extraordinaria interpretación de una huérfana que forma equipo con un timador de poca monta (interpretado en esta ocasión por su padre). Luna de papel recibió cuatro nominaciones al Oscar, entre ellas la de mejor guión adaptado, escrito por Alvin Sargent a partir de la novela de Joe David Brown. Madeline Kahn fue también nominada como mejor actriz secundaria.


Tatum O'Neal en Luna de papel (1973)

Tres años más tarde, Tatum O'Neal volvió al cine para interpretar a una estrella de la liga infantil de béisbol en Los picarones (1976), en la que compartió protagonismo con Walter Matthau. Se convirtió en la estrella infantil mejor pagada de la historia del cine, con un contrato de 350.000 dólares y un 9% de los beneficios netos.

En su siguiente película, Nickelodeon (1976), de Peter Bogdanovich, trabajó de nuevo al lado de su padre, aunque sin el éxito obtenido en su debut. Homenaje a los primeros tiempos del cine mudo, Nickelodeon cuenta la historia de la rivalidad entre un director, interpretado por Ryan O'Neal e inspirado en las experiencias de pioneros como Raoul Walsh y Allan Dwan, y un actor, interpretado por Burt Reynolds.

La carrera de Tatum O'Neal en el cine a partir de entonces fue corta e irregular. En 1986 se casó con el tenista John McEnroe. La popularidad alcanzada a causa de su matrimonio y su tormentoso divorcio, con una dura batalla legal por la custodia de sus tres hijos, eclipsó su carrera como actriz. En 1992 debutó sobre los escenarios de Nueva York con la obra A terrible beauty. Sus escasos trabajos como adulta no estuvieron a la altura de los infantiles, por lo que decidió abandonar casi por completo la interpretación.