Jorge Onetti

(Buenos Aires, 1931 - Madrid, 1998) Narrador y periodista uruguayo-argentino. Hijo del gran escritor uruguayo Juan Calos Onetti, ha sabido hurtarse a la poderosa sombra proyectada por la figura universal de su padre merced a una original obra narrativa que, desde un enfoque irónico y satírico, indaga con singular acierto en la realidad argentina de la segunda mitad del siglo XX (y, de manera muy señalada, en su compleja situación política y económica).

El ambiente literario que respiró desde niño permitió a Jorge Onetti desarrollar a muy temprana edad su vocación humanística y decantarse por el cultivo de la escritura, tanto en su vertiente periodística como en su modalidad literaria. Aunque nacido en Buenos Aires, residió durante una parte de su infancia y toda su juventud en Montevideo, donde cursó estudios de Periodismo y comenzó a ejercer como informador; posteriormente, se trasladó a su ciudad natal y continuó desplegando allí sus actividades periodísticas, al tiempo que comenzaba a darse a conocer como escritor dentro del colectivo de autores "Nueva Expresión".

A finales de la década de los años sesenta, este grupo dio a la imprenta un volumen colectivo de relatos que, bajo el título de Narradores argentinos contemporáneos (1958), recogía los primeros cuentos publicados por Jorge Onetti, quien, al cabo de siete años, reunió estos relatos primerizos y otras narraciones breves hasta entonces inéditas en el volumen titulado Cualquiercosario (1965), galardonado con el premio Casa de las Américas que conceden las autoridades de Cuba.

Onetti preparó una segunda edición de este volumen para publicarla en Uruguay, a la que añadió algunos relatos inéditos. Publicada bajo el título de Cualquiercosario y otras cositas (1967), esta edición aumentada de su opera prima extendió su prestigio literario. Dos años después vio la luz en España la primera novela extensa de Jorge Onetti, titulada Contramutis (1969).

Se trata de una narración a medio camino entre la prosa experimental (con recursos tomados directamente de los lenguajes específicos del cine y del cómic) y la sátira político-social, plagada de grandes hallazgos humorísticos que van desde los nombres paródicos de algunos de sus personajes (como el general Marcial Focilón y su esposa Elbita, adorada por el pueblo sobre el que gobierna su marido) hasta los guiños políticos que intentan desarticular todos los discursos solemnes, desde el proferido por el poder oficial hasta el sustentado por el idealismo revolucionario (no en vano la propuesta utópica con la que se abre y cierra la novela invita a facilitar la llegada del "hombre macanudo").

El humor, pues, servido por la sátira amarga y la lúcida ironía constituye una de las principales señas de identidad de la narrativa de Jorge Onetti. En Contramutis, las referencias a la realidad social y política de la Argentina que aparecían, de forma velada, en los relatos de Cualquiercosario se hacen ahora mucho más explícitas. El escritor relata en ella la historia de Roberto Lupo a su regreso a su lugar de origen (llamado Sitiecito), donde acabará suicidándose después de haber sufrido los efectos de un peronismo caricaturizado (el protagonizado por los susodichos Focilón y Elbita), contra el que se alza el ímpetu revolucionario del comandante guerrillero Vergara.

En líneas generales, tanto los cuentos como la narrativa extensa de Jorge Onetti anticipan ya la corriente que luego habría de ser etiquetada por la crítica especializada como post-boom, en alusión a la superación de los valores estéticos e ideológicos que habían puesto en boga los autores responsables del denominado Boom de la narrativa hispanoamericana. El enfoque abiertamente irónico es uno de los rasgos más significativos de la mayoría de los autores del post-boom, enfoque que en Onetti alcanza unas cotas de sátira grotesca y corrosiva. Otra de las características generacionales presente en los textos de Jorge Onetti es la adopción de un tono menor y unos planteamientos formales fragmentarios que contribuyen a subrayar la degradación y descomposición de esa sociedad y esas instituciones desgastadas.