Manuel Oribe

Político y militar uruguayo (Montevideo, 1792 - 1857). Tuvo una destacada actuación en la lucha por la independencia y fue el caudillo y fundador del Partido Blanco (posteriormente llamado Nacional), uno de los dos partidos históricos o tradicionales.

Inició su carrera militar en las postrimerías del periodo colonial. Junto a su hermano Ignacio se incorporó a la causa de la revolución Oriental conducida por José Artigas, a fines de 1812. Entró en contacto con la logia masónica "Caballeros Orientales", que impulsó decididamente el proceso en pos de la independencia nacional. Fue el segundo jefe de la Cruzada Libertadora que, iniciada en 1825, consiguió liberar a Uruguay de la dominación brasileña y consagrar la independencia nacional. Fue ministro de Guerra y Marina.


Manuel Oribe

En 1835 fue elegido presidente de la República y, un año después, con ocasión de la revolución de Rivera contra su gobierno, creó la divisa blanca, distintivo con el cual se reconocían sus partidarios y que dio el nombre al partido que fundó. Durante su mandato se inició el proceso de creación del sistema de previsión social, y de la Universidad Mayor de la República. Fue un periodo caracterizado por el orden y por una prolija administración.

Una nueva guerra civil, en la que intervinieron argentinos, brasileños y franceses, provocó en 1838 su caída, dando inicio a la llamada Guerra Grande que se desarrolló en el Río de la Plata y que se prolongaría hasta 1851. En 1841 fue nombrado Jefe del Ejército de Vanguardia de la Confederación Argentina. Exiliado en Buenos Aires, en 1843 volvió a Uruguay al mando de un ejército uruguayo auxiliado por fuerzas federales argentinas.

Desde ese momento y hasta el fin de la Guerra Grande, en Uruguay existieron dos gobiernos, uno de los cuales presidía. En esta nueva etapa e inspirado por los ideales liberales, dispuso la abolición de la esclavitud en 1846 y se opuso a toda intervención europea en los asuntos americanos. Terminada la Guerra Grande no ocupó nuevos cargos de gobierno, aunque mantuvo el liderazgo en el Partido Blanco.

Tras el motín del 18 de julio 1853, fue obligado a emprender el camino del exilio, instalándose en Barcelona, España, hasta 1855. A su vuelta a Uruguay suscribió el Pacto de la Unión o de los caudillos, para asegurar la estabilidad institucional y la paz del país, amenazada por nuevas guerras civiles.